Síguenos

lexus ct-200h frontal

Hoy seguimos con nuestro repaso a las alternativas híbridas, eléctricas o con propulsión a gas que se venden en nuestro país. Ya os hemos hablado del Seat Ibiza a GLP, el Nissan Leaf, el Peugeot 3008 Hybrid4 y del Nuevo Ford Mondeo Híbrido, entre otros.

En esta ocasión vamos a tocar todo lo referente al Lexus CT 200h que tiene el honor de ser el primer compacto híbrido premium del mundo. El CT 200h es un modelo que se diseñó desde cero para ser un coche híbrido al igual que el Toyota Prius. Por lo que no se pueden elegir con mecánicas convencionales.

Es el Lexus más barato que se vende y también el más pequeño con 4,3 metros de longitud y es que hasta ahora el fabricante nipón se había centrado en construir grandes sedanes de lujo y pesados SUVs.

lexus ct-200h trasera

Como decía, el Lexus CT 200h pertenece al segmento C de los compactos. Mide 4,32 1,76 y 1,43 metros de longitud anchura y altura respectivamente. Tiene una batalla de 2,6 metros y su maletero cubica 345 litros, 700 con los asientos traseros bajados.

Como podemos ver, en cuestión de cotas se sitúa entre el Toyota Prius que mide 4,47 metros y el Toyota Auris HSD con 4,25. Aunque si tenemos que “compararlo” a alguno, claramente el Auris es el rival del Lexus CT 200h quedando el Toyota Prius un nivel por encima.

Lexus CT 200h: Aspecto premium, mecánica híbrida

Bajo el capó, este Lexus monta el conocido sistema híbrido 1.8 HSD que llevan otros modelos del grupo como el Toyota Auris HSD, el Toyota Prius o el Prius +. En este caso y por tratarse de un Lexus se llama LHD. Desarrolla 136 caballos y su consumo es de 3,8 litros a los cien (con neumáticos 195/65/R15).

A Toyota la jugada híbrida le está saliendo rentable y es que este motor lo están amortizando a base de bien ya que lo montan un buen número de modelos. Se ha demostrado que es un propulsor eficiente y de fiabilidad más que contrastada.

lexus ct-200h logo hibrido

El motor de gasolina es un tetracilíndrico de 1.800 cm3 16 válvulas DOCH y distribución variable con inyección de combustible multipunto. Este motor es de ciclo Atkinson por lo que resulta muy eficiente a consta de perder en potencia. Da 99 caballos con 142 Nm de par máximo.

La distribución es de cadena por lo que no lleva mantenimiento asociado. Aparte de eso, la dirección asistida, aire acondicionado, la bomba del agua del motor, la bomba del freno… todos esos subsistemas funcionan con energía eléctrica por lo que no se necesitan correas de servicio auxiliares. De esta forma se gana en fiabilidad y en rendimiento.

El sistema híbrido también se compone de dos motores eléctricos que suman 82 caballos y 207 Nm de par. Estas tres máquinas, los dos eléctricos más el térmico, se conectan a las ruedas mediante una caja de cambios epicicloidal o de engranajes planetarios que en la práctica se comporta como una caja de variador continuo ya que tiene “infinitas” relaciones.

esquema motor lexus ct-200h

El pack de baterías también es idéntico al que utilizan sus primos de Toyota: el Prius y el Auris HSD. Se trata de un acumulador de Ni-Mh de 27 kW de potencia (37 CV al cambio) y 1,31 kWh de capacidad. Esta batería se sitúa sobre el eje trasero del vehículo y hace que el espacio del maletero no sea tanto como “debería”.

Si sumamos la potencia del motor térmico con la potencia de las baterías del coche, obtenemos la cifra total del vehículo que son 136 caballos. El sistema LHD es uno de los más avanzados en lo que a híbridos se refiere. Gracias a su inteligente diseño prescinde de muchos elementos necesarios en un coche convencional como el embrague, motor de arranque o alternador entre otros.

Menos piezas implica más fiabilidad, menor peso y también un menor coste a diferencia de otros esquemas híbridos que “complican” sus mecánicas en vez de hacerlas más simples aprovechando la parte híbrida.

interior lexus ct-200h

Su ADN premium marca la diferencia

Hasta ahora hemos comentado que la planta motriz del Lexus CT 200h es idéntica a la de otros coches más vulgares como el Toyota Prius. Pero decir que este vehículo es igual que un Auris HSD, por ejemplo, sería un error garrafal y es que hay importantes diferencias, no solo en la insignia del frontal.

Basicamente, podemos apreciar las desigualdades con sus primos de Toyota en dos puntos muy claros: la suavidad y confort de marcha por un lado y por otra parte la calidad general de los acabados del coche. De la primera poco hay que decir.

El Lexus CT 200h monta un tren de rodaje sofisticado y de alta calidad. En el eje delantero recurre a una solución de tipo McPherson, muy usual en la mayoría de vehículos. Es en el eje trasero donde encontramos algo atípico y por encima de lo común con una suspensión de doble arquitectura con trapecio articulado.

tren de rodaje lexus ct-200h

Esto, en teoría, mejora las prestaciones dinámicas y le confiere al conjunto una mayor estabilidad en paso por curva y a altas velocidades. También debería proporcionarle al coche una mejor filtración de las irregularidades del firme.

Además de la suspensión, el Lexus CT 200h viene con ración extra de aislamiento con el fin de que el ruido aerodinámico a altas velocidades y también el sonido que proviene del motor sea el menor posible para que el viajar en este coche sea más tranquilo, relajante y placentero.

En el tema de interiores, es donde Lexus ha intentado desmarcarse de otros coches más económicos empleando materiales de calidad y con buenos ajustes. Se ha intentado crear un ambiente sofisticado con mucha botonería en la consola central y se emplean con profusión superficies acolchadas y plásticos blandos.

instrumentación lexus ct-200h

Versiones y precios

El Lexus CT 200h está disponible en nuestro país con tres niveles de acabados. El más básico es el acabado Hybrid que se puede adquirir desde 29.950 euros. El acabado intermedio se llama Hybrid Drive y cuesta 31.100 euros. Por último, el CT 200h más caro que el dinero puede costar es el Hybrid Plus por 36.950 euros.

Los precios son PVP y podrían tener algún tipo de descuento dependiendo de la época y de los concesionarios. A parte de eso, la pintura metalizada tiene un sobrecoste de 850 euros en todas las versiones.

En conclusión y para acabar este Lexus CT 200h busca ser una opción para aquella gente que quiera un vehículo híbrido, pero que por su gustos o necesidades prefiera subir un poco de nivel en calidad y sofisticación respecto a los modelos de Toyota.

Ver galeria completa » Lexus CT-200h (44 fotos)

En Motorpasión Futuro | Comparativa: Lexus CT 200h, contra la competencia
En Motorpasión | Lexus CT-200h, Prueba (cuatro partes)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios