Sigue a Motorpasión Futuro

Honda CR-Z 2013 frontal 3/4

El Honda CR-Z es un deportivo con mecánica híbrida. Combina un motor de gasolina 1.5 de cuatro cilindros con un pequeño propulsor eléctrico no muy potente. A diferencia de la gran mayoría de híbridos, el CR-Z puede presumir de ser de los pocos que están a la venta con un cambio de marchas manual de seis velocidades.

Mide 4,08 metros de largo, 1,74 de ancho y tan sólo 1,39 de alto lo cual nos hace pensar en su diseño deportivo. La batalla es de 2,43 metros y en vacío el coche pesa 1.147 Kg. Su carrocería es de dos volúmenes y tiene 3 puertas. El Honda CR-Z es un coupé 2+2, es decir: tiene cuatro plazas homologadas aunque a decir verdad, las traseras son meramente testimoniales dada su escasa habitabilidad.

Hace unas semanas se presentó en sociedad el restyling del modelo coincidiendo con la mitad de su ciclo de vida. Esta puesta al día se aprovechó para dotar al motor con un poco más de potencia. Ahora tiene 137 CV (13 CV más que el anterior). También se han actualizado la estética y el equipamiento con ligerísimos cambios y retoques.

Honda CR-Z 2013 trasera 3/4

Deportividad con un consumo contenido

El Honda CR-Z tiene un objetivo muy claro pero no por ello sencillo. Se trata de aunar deportividad y diversión en la conducción con un consumo de gasolina contenido, respeto por el medio ambiente con unas emisiones contaminantes muy reducidas y todo ello a un precio razonablemente bajo.

Este coche monta el conocido sistema híbrido IMA de Honda. El motor térmico es un tetracilíndrico de ciclo Otto que cubica 1.5 litros. Tiene inyección de combustible multipunto, doble árbol de levas en cabeza con distribución variable de válvulas (V-tech) y rinde 121 caballos de potencia.

Situado en paralelo con el motor de combustión está el propulsor eléctrico de 15 kW de potencia (20 CV). Estas dos máquinas están unidas al tren de rodaje mediante una transmisión manual de seis velocidades. La potencia total combinada del conjunto es de 137 CV y el par máximo de 190 Nm (16 Nm más que antes).

Honda CR-Z 2013 interior

A diferencia de otros híbridos, el Honda CR-Z no puede iniciar la marcha desde parado unicamente con el motor eléctrico por lo que estamos hablando de un semi-híbrido. En la práctica, la parte eléctrica del coche es un sistema que asiste al motor térmico para esas ocasiones en las que hay una intensa demanda de potencia (aceleraciones principalmente).

Pese a esta circunstancia, si que puede circular en modo 100% eléctrico en determinadas ocasiones. Si se conduce a una velocidad de entre 15 y 40 Km/h a punta de gas sin demandar apenas potencia, entonces el motor eléctrico sí que empujará al conjunto siempre que tenga suficiente carga en los acumuladores.

En materia de consumos sobre el papel el Honda CR-Z gasta 4,4 l/100 km de gasolina en ciclo extraurbano, 6,1 l/100 km en ciclo urbano y 5,0 l/100 km en ciclo mixto, con unas emisiones de CO₂ de 116 g/km (no paga impuesto de matriculación). Si queremos cifras reales, mirando spritmonitor observaremos que la media de consumo del modelo se sitúa sobre los seis litros a los cien.

En el apartado prestacional tenemos un coche de 137 caballos con 1.147 Kg de peso por lo que tampoco tiene unas prestaciones brillantes. El 0-100 lo realiza en unos modestos 9,0 segundos y la velocidad máxima es de 200 Km/h. Estos números pese a ser más que suficientes para un uso cotidiano, se quedan un poco justos si tenemos en cuenta que este coche busca ser deportivo.

Honda CR-Z 2013 frontal

Honda CR-Z: Precio y disponibilidad en España

Como suele ocurrir con los coches japoneses, los acabados son cerrados y poco configurables. El Honda CR-Z no es una excepción. En el nuevo modelo 2013 aún no se conocen los acabados, versiones, equipamientos y precios definitivos. Puesto que es un restyling cabe pensar que no habrá grandes cambios con respecto al modelo que se estaba vendiendo actualmente.

Como referencia aproximada podemos recordar que en este había cuatro niveles de equipamiento. Del más básico al mejor equipado tenemos el S, Sport, GT y GT Plus.

Resumiendo los acabados, el más espartano de todos, el S, tiene lo habitual hoy en día: aire acondicionado, control de crucero, equipo de sonido, control de estabilidad, seis airbags aunque se echan en falta algunas cosillas, principalmente estéticas, que en un vehículo de perfil deportivo como este no “deberían” faltar.

El acabado Sport añade algunos de estos detalles como las llantas de aleación, los antinieblas delanteros y el pomo y volante tapizados en cuero, además de conexión USB, pedales deportivos de aluminio y mandos del equipo de audio en el volante.

Honda CR-Z 2013 llantas de aleación

El acabado GT ya empieza a tener algunos detalles pertenecientes a coche de alta gama como limpiaparabrisas y encendido de luces automáticos, asientos calefactados, faros de Xenón, manos libres bluetooth, alarma antirrobo, retrovisores escamoteables eléctricamente y sensor trasero de aparcamiento.

Por último la versión GT plus nos añade un techo panorámico y tapicería de piel. Además, los acabados GT y GT plus también pueden equipar el Pack Navi que dota al coche con un sistema de navegación por GPS con DVD y pantalla táctil.

Los precios del modelo que desaparece se movían entre los 22.100 euros del más básico y los 26.500 euros del más alto de gama (con IVA, pero sin aplicar descuentos ni promociones). Para conocer los precios del nuevo Honda CR-Z 2013 aún habrá que esperar un poco.

En Motorpasión Futuro | Honda CR-Z 2013, puesta al día desvelada en Indonesia

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios