Sigue a

Fisker

Fisker lleva un año de locos. Primero fueron los extraños caso en los que algunos Karmas se incendiaban, luego los retrasos en la llegada de su su nuevo modelo por problemas con un préstamo del gobierno estadounidense. Después el huracán Sandy se llevó por delante 330 coches en el puerto de Nueva Jersey listos para ser vendidos.

Por último ayer conocíamos que la quiebra de su principal proveedor de baterías, A123 systems, obligaba a parar la producción del Karma. Tantos golpes seguidos son duros de resistir. Ahora mismo la compaía no pasa por su mejor momento y algunas fuentes dicen que su presidente, Henrik Fisker podría estar buscando algún socio comercial.

La cosa sería firmar algún tipo de acuerdo económico mediante el cual el fabricante americano recibiría financiación sobre todo, para poder sacar adelante la compañía. Como os digo, el Fisker Atlantic, el futuro de la compañía, depende enormemente de que lleguen fondos para su desarrollo y producción.

Fisker Atlantic

En la actualidad Fisker ya mantiene acuerdos comerciales con General Motors y BMW. La primera suministra los motores de combustión que se usan en el Karma. El fabricante alemán, también proporcionara la máquina térmica del futuro Fisker Atlantic. Sin embargo, Fisker está buscando otro tipo de acuerdos, de más calado.

No sabemos si como acabará esto ni si el futurible socio de Fisker será una empresa fuerte pero sin relación con el mundo del motor, o si por el contrario será un fabricante automovilístico que quiera invertir en esta “nueva” marca. Lo que si parece estar bastante claro es que Fisker no está en venta y además no quieren perder su autonomía.

Vía |The Detroit Bureau
En Motorpasión Futuro | Parón en Fisker hasta que acabe la crisis de A123 Systems

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario