Sigue a

Opel Ampera

En tierras neerlandesas tener un coche significa pagar miles de euros, incluso anualmente, en impuestos, ya que las tasas impositivas sobre los coches son muy altas, y aumentan con el tipo de combustible y el peso. Por ello, comprarse un coche híbrido enchufable es un buen negocio, sale más barato que uno normal y encima no paga los impuestos asociados, incluido el de circulación, hasta 2016.

Pero es tan grande el ahorro de por sí que muchas empresas no utilizan para nada el modo eléctrico de sus híbridos enchufables, llegando a consumir hasta un 80% más de combustible que lo especificado originalmente por el fabricante. De esta manera, algunos modelos del Opel Ampera han llegado a consumir hasta 7,9 l/100 km, dado un uso exclusivamente térmico y apurando las prestaciones del coche.

Pero claro, no todo el mundo se compra un coche enchufable para no enchufarlo, y por ello hay un usuario que ha sido capaz de obtener un consumo medio de gasolina de 0,4 l/100 km. Este consumo, la cuarta parte de lo homologado por el fabricante, se debe a que el usuario en cuestión podía disponer de un punto de recarga en casa y otro en el trabajo.

Toyota Prius Plug-in

Así que, a pesar de que no se usen como fueron diseñados en un principio, las ventas de híbridos enchufables van viento en popa en Países Bajos. General Motors ha conseguido vender 2500 unidades del Opel Ampera y 500 del Chevrolet Volt, una media de 300 unidades mensuales. Por su parte, Toyota espera alcanzar 1500 unidades del Toyota Prius Plug-in en el territorio neerlandés.

De esta manera, Holanda se convierte en uno de los principales mercados europeos para este tipo de vehículos, llegando a venderse, en proporción, muchos más coches de este tipo que en Estados Unidos, ya que en los Países Bajos sólo viven 18 millones de personas.

Vía | Autoblog Green
En Motorpasión Futuro | Holanda, 24 horas, un Nissan LEAF, puntos de recarga rápida y… 1.254 km, Pagar por kilometraje

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

6 comentarios