Sigue a

Ayudas para coches eléctricos

La semana pasada se anunció el tan esperado nuevo “Plan Renove”, que se ha acabado llamando Plan PIVE, es decir, Programa de Incentivos para Vehículos Eficientes para los amigos. Este programa es particularmente beneficioso para los híbridos, los eléctricos y los que usan GLP y GNC.

En la época del pasado Plan 2000E, era posible combinar las ayudas para coches eficientes del IDAE con los 2.000 euros de descuento (de media) entregando a cambio un coche viejo. Gracias a la concurrencia de ayudas, se podía ahorrar una pasta en la compra de determinados coches.

¿Cómo es la situación actual? Pues tengo buenas y malas noticias. La buena noticia es que el Plan PIVE es compatible con algunas ayudas. La mala noticia es que la mayoría de las ayudas para coches eficientes del IDAE se han extinguido ya y ya no se puede hacer el combo con las ayudas. Veámoslo en detalle:

Compatibilidad de otras ayudas y el Plan PIVE

El BOE dice lo siguiente en su disposición 12216 del número 235 de 2012 (enlace):

3. Las ayudas previstas en este Programa no serán acumulables con ninguna otra ayuda pública para el mismo concepto, cuyo origen total o parcial de fondos sea el Plan de Acción 2008-2012 de la E4.

No obstante lo anterior, las ayudas reguladas por las presentes bases serán compatibles con el programa de ayudas otorgadas por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo al amparo de lo previsto en el Real Decreto 648/2011, de 9 de mayo, por el que se regula la concesión directa de subvenciones para la adquisición de vehículos eléctricos, en el marco del Plan de Acción 2010-2012 del Plan Integral de impulso al vehículo eléctrico en España 2010-2014 (Plan MOVELE).

En castellano, significa que las ayudas del Plan PIVE son compatibles con otras ayudas siempre y cuando provengan de las CCAA o de fondos europeos. También significa que el Plan VIVE es compatible con el Plan MOVELE, que ya rebajaba considerablemente el precio de algunos modelos eléctricos o híbridos enchufables.

Honda CR-Z

Estamos en Españistán la España de 2012. Las CCAA están arruinadas, piden rescates financieros al Gobierno central y en las arcas públicas hay telarañas. A lo largo del año actual, la mayoría de las ayudas existentes para híbridos, eléctricos o que utilicen gas o bioetanol se han ido terminando en plazo o presupuesto y no se han renovado.

Si ahora nos ponemos a buscar dichas ayudas en la página del IDAE o la página del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, nos va a dar un dolor de cabeza impresionante. Mi humilde consejo es que no lo hagáis, es una búsqueda sin sentido, como la del Santo Grial.

En algunas CCAA aún queda dinero por repartir, hay que informarse en esta lista y preguntar. Armémonos de paciencia. Puede que aún consigamos unos euros, y si no la Austheridad™ nos ha ganado la partida. Hay quien solicitó la ayuda hace meses, y se la concedieron antes de comprar el coche. Si no es ese caso… complicado.

Gama híbrida Toyota

¿Cómo va el PIVE para coches híbridos y eléctricos?

Actualmente los modelos más beneficiados son los eléctricos e híbridos enchufables. Por ejemplo, el fabricante Toyota, ante la desaparición progresiva de las ayudas a los híbridos no-enchufables, puso un descuento comercial de 2.300 euros a todos sus híbridos. Ese descuento era una corrección o cambio de nombre de las promociones previas.

El Plan MOVELE da ayudas, en función de la autonomía del coche, de 2.000 (híbrido enchufable) hasta 6.000 euros (eléctrico puro) como máximo, teniendo como término medio el coche eléctrico de autonomía extendida (4.000 euros). La ayuda es del 25% del valor del coche antes de impuestos, con los topes antes mencionados, inferior o igual, nunca superior, cuando las baterías son en propiedad, o del 35% cuando las baterías son en alquiler.

Por ejemplo, el Toyota Prius Plug-in cuesta 35.900 euros de tarifa, pero se le aplican 2.000 euros de ayuda por el MOVELE. Aparte, Toyota reduce el precio en 2.300 euros. Sin el Plan PIVE, costaría 29.600 euros. Si se entrega un coche a cambio de más de 12 años, el precio baja otros 2.000 euros.

Opel Ampera

Es decir, un coche que cuesta en las listas de precios 35.900 euros acaba siendo rebajado en 3.300 euros por el fabricante (promoción + PIVE) y en 3.000 euros por la Administración (MOVELE + PIVE), así que el descuento final es de 6.300 euros, precio final de 27.600 euros.

Veamos otro ejemplo, el Opel Ampera. Este coche tiene un PVP en su versión más sencilla de 47.305 euros y no tiene descuento alguno. Gracias al MOVELE, baja 4.000 euros. Además, opta a otros 2.000 euros por el Plan PIVE, así que el precio baja 6.000 euros: 41.305 euros. Sigue siendo un pastón, lo admito.

Los modelos de propulsión convencional, incluyendo los híbridos, quedan fuera del PIVE si cuestan más de 25.000 euros antes de impuestos (30.250 euros sin IM). Esa regla no se aplica para los híbridos enchufables, eléctricos puros o de autonomía extendida. De no ser por ese matiz, claramente el Ampera y el Prius Plug-in se quedaban fuera.

Alfa Romeo Giulietta GLP

¿Y qué pasa con los coches a gas?

Si homologados en origen emiten menos de 160 gramos/km de dióxido de carbono, también reciben la ayuda del PIVE. El límite para turismos de propulsión convencional es más estricto. Por ejemplo, el Dacia Sandero 1.2 a GLP no tendría ningún problema.

Lo mismo pasa con los que usan gas natural, tope de 160 gramos. El Fiat Punto 1.4 Natural Power tiene una promoción de 3.335 euros en este momento, más el PIVE, otros 2.000 euros, así que se quedaría en 11.007 euros. La oferta de coches a GNC en España es muy escasa, en gran parte por la casi inexistente infraestructura de repostado público.

En cuanto a los vehículos comerciales, más de lo mismo, todo lo que he dicho antes es exactamente igual, con la salvedad de que en vez de entregar para chatarra un turismo de 12 años o más, hay que sacrificar una furgoneta o furgón con 10 años o más. La mayoría de los VI ligeros, con esa edad, ya están más que amortizados.

Renault Fluence ZE

En resumen…

  • Los turismos convencionales tienen un límite de emisiones, y deben estar categorizados como “clase A” o “clase B” en la base de datos del IDAE, aparte de un límite de precio de 25.000 euros antes de impuestos
  • Los coches eléctricos, eléctricos con autonomía extendida e híbridos enchufables no tienen límite de emisiones ni de precio
  • Los coches híbridos no-enchufables no tienen límite de emisiones, pero sí de precio, 25.000 euros antes de impuestos, es decir, 30.250 euros con el IM al 0%
  • Los coches a GLP o GNC en origen tienen un límite de emisiones de 160 g/km, y de precio hasta 25.000 euros antes de impuestos
  • En el caso de VI ligeros, hasta 3,5 toneladas, es exactamente igual, con la salvedad de que cambian los requisitos de edad del vehículo que se ha de entregar para el desguace, 10 años en vez de 12 años

Es una auténtica lástima que el país esté en la ruina y que haya recortes en ayudas para comprar coches eficientes, pero hay que admitir que se está recortando en cosas mucho más importantes para la sociedad, y que este tipo de subvenciones son totalmente prescindibles.

Ahora bien, dejo este dato para la reflexión. Durante 2012 se han matriculado de media un 1,4% de vehículos híbridos o eléctricos del total de vendidos. En septiembre, sin el PIVE, ese porcentaje se disparó hasta el 2,2%. A ver cómo evoluciona ese dato contando con las ayudas.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

13 comentarios