Compartir
Publicidad

Desde Rusia con electrones: Yo Natural, SUV híbrido y a gas natural para finales de año

Desde Rusia con electrones: Yo Natural, SUV híbrido y a gas natural para finales de año
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

De los creadores del híbrido ruso de los 10.000 dólares, nos llega esta noticia, un Crossover con posibilidad de funcionar con gasolina y gas natural, y además, híbrido. El sistema híbrido del Yo Natural le permite mover el vehículo sin tener una conexión mecánica entre el motor y los ejes.

Y es que el Yo Natural utiliza el motor como un generador eléctrico con el cual suministrar potencia a los motores situados tanto en el eje anterior como posterior; con la electricidad generada mediante gas natural. Y es que desde Yo-Auto quieren potenciar el gas natural vehicular, ya que de esa manera podrían utilizar las ingentes reservas rusas del mismo.

Pero no esperéis un Lada Niva híbrido, el Yo Natural vendrá con la tecnología que disponen otros fabricantes, como la posibilidad de tener su propio modem GSM, lo cual da la posibilidad de ofrecer diagnóstico remoto, asistencia y ayuda en ruta, etc. algo así como una versión rusa del OnStar de General Motors.

Otra de las novedades usadas en este vehículo es el sistema de almacenamiento eléctrico. Para conseguir su precio objetivo de entre 10.000 y 15.000 dólares, van a utilizar supercondensadores de alta capacidad. El excedente de producción eléctrica se almacena en los supercondensadores para tener una rápida respuesta en situaciones de aceleración. El uso de los supercondensadores, a parte de reducir el coste, reduce el peso, haciendo el sistema más ligero que un híbrido convencional.

Eso sí, las prestaciones no son de infarto, y es que si queremos un SUV con consumos irrisorios, ¡3,5 l/100km!, (a ver cuando vengan los datos independientes que sale realmente) no podemos pedir encima una aceleración brutal. El 0 a 100 km/h lo hace en unos 10 segundos, junto con una autonomía 100% eléctrica casi inexistente (los condensadores pueden desarrollar grandes picos de potencia, pero almacenan muy poca energía).

Para finalizar, y como datos curiosos, los paneles del coche no son metálicos (al igual que otro famoso coche de Europa oriental, el Trabant), sino que se basan en polipropileno para los mismos (en vez de los altamente tóxicos de Duroplast que usaba el Trabant), pudiendo ser 100% reciclados después del final de vida del vehículo.

Vía | Green Car Reports
En Motorpasión Futuro | Yo-mobile, el híbrido llegado de Rusia, Yo-mobile, el híbrido ruso ya tiene fecha de lanzamiento

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos