Sigue a Motorpasión Futuro

Volkswagen e-Golf 01

El Volkswagen Golf eléctrico se construyó como prototipo para poner a prueba el tren de rodaje eléctrico y las baterías en el Golf de sexta generación, era el modelo llamado Volkswagen Golf Blue-e-motion, pero será el de séptima generación el que pasará a producción en serie y se venderá en los concesionarios de Estados Unidos, Europa y algunos países asiáticos con el nombre de Volkswagen e-Golf.

Técnicamente es muy similar a la versión previa que conocíamos. El motor eléctrico tiene casi 116 CV (85 kW) y 270 Nm de par. Acelera de 0 a 100 km/h en 10,4 segundos y tiene una velocidad máxima, limitada electrónicamente, de 140 km/h. Tiene una autonomía de 190 km en ciclo de homologación europeo NEDC.

Volkswagen e-Golf 02

Volkswagen e-Golf, también con recarga rápida

Las baterías de iones de litio de 26,5 kWh de capacidad bruta, 24,2 kWh útil, están colocadas en el túnel central y bajo los asientos traseros, por lo que no ha sido necesario reducir el maletero. No se utilizan al 100% para alargar su vida útil, sino un 85% pues el control de gestión de la carga no deja que se descarguen por debajo de un 10%, ni que se carguen por encima del 95%.

Estas baterías están fabricadas por Panasonic y tiene una sistema de refrigeración por aire, según Volkswagen para evitar el riesgo de incendio que las baterías de iones de litio refrigeradas por líquido pueden presentar en caso de accidente. Esto es curioso pues otros fabricantes como Tesla o General Motors (Chevrolet/Opel) emplean sistemas de refrigeración combinada aire/líquido, pues mantienen la temperatura más baja y así se cuida mejor la batería, y sus coches no presentan más riesgo de incendio por ello.

Volkswagen e-Golf 03

El paquete de baterías pesa 315 kg, aunque gracias a que otros elementos son más ligeros, como el conjunto de motor y transmisión (engranaje reductor), en total el Volkswagen e-Golf pesa solo 205 kg más que un Golf convencional con motor térmico.

El Volkswagen Golf eléctrico admite dos tipos de recarga, normal y rápida. Para ello tiene dos conectores diferentes, uno bajo el escudo de la marca en la parte delantera y otro bajo la tapa de lo que sería el depósito de carburante, en la parte trasera derecha (este es un conector Mennekes Tipo 2 combinado, muy parecido, y compatible con el CCS).

Según ha informado la marca con la recarga normal se pueden recargar las baterías del e-Golf en unas cinco horas y con la recarga rápida en unos 20 minutos.

Volkswagen e-Golf 04

Estéticamente los cambios son mínimos con respecto a un Golf convencional. En el exterior la principal diferencia es el paragolpes y parrilla delantera, rediseñados para mejorar la aerodinámica, el difusor inferior en el paragolpes trasero y los pilotos posteriores LED, porque consumen menos. La suspensión también se ha rebajado unos milímetros para tener mejor aerodinámica. También montará faros LED delanteros.

En el interior salvo pequeños detalles el cambio más notable es el cuadro de instrumentos, que incluye un potenciómetro en lugar de cuentavueltas, que indica también cuándo y cuánto se está regenerando energía al reducir y frenar y el indicador de nivel de carga de las baterías.

La pantalla multifunción a color del equipo multimedia, en la consola central, también muestra información gráfica del flujo de energía y de los consumos medios que estamos haciendo.

Volkswagen e-Golf 05

Volkswagen Golf eléctrico, tres modos de conducción

El Volkswagen e-Golf dispone de tres modos de conducción seleccionables por el conductor, para tener más o menos autonomía:

  • Normal, se dispone de toda la potencia y se puede alcanzar la velocidad máxima.
  • Eco, se reduce la potencia disponible a 95 CV y la velocidad se limita a 120 km/h.
  • Eco+, aquí se prioriza la autonomía, así que la velocidad se limita aún más hasta solo 95 km/h y además se desconecta el climatizador.

De todos modos, aún estando en uno de los modos limitados, esto funciona como un control de velocidad, y si es necesario el conductor puede pisar a fondo el acelerador y el coche cambia automáticamente a modo normal para disponer de toda la potencia.

En el volante hay levas como las del cambio DSG, pero en el Volkswagen e-Golf estas sirven para cambiar el nivel de recuperación de energía de la frenada regenerativa: hay cuatro niveles, desde uno que apenas da retención y deja seguir por inercia, hasta un nivel máximo que frena mucho el coche en cuanto se levanta el pie del acelerador.

La intención inicial de la marca alemana es lanzar el Volkswagen Golf eléctrico a finales de 2013 o principios de 2014. El precio aún no se conoce.

Volkswagen e-Golf 06

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

9 comentarios