Síguenos

Holden Commodore SS V

Cuando se piensa en un Holden Commodore (al menos un servidor) tiene en imagen una de las berlinas más icónicas de las antípodas; un coche de propulsión trasera con potentes motores V6 y V8 para surcar el outback australiano.

Pero hoy no vamos a hablar de ningún motor de combustión en un Holden Commodore, si no en la transformación de uno de estos iconos australianos a coche eléctrico por parte de EV Engineering, una aventura empresarial entre Air International, Bosch, Continental, Futuris, GE y Better Place. Y de como ha sido capaz de batir el récord de distancia recorrida (de manera no oficial) por un coche eléctrico “de producción“.

Para batir este récord se utilizó un sistema de cambio de batería, una versión a escala de los sistemas utilizados por Better Place, de manera que utilizando una batería de 30 kWh se pueda batir el récord sin problemas. El Holden Commodore transformado dispone de un motor eléctrico de 145 kW (197 CV) que ofrece un par motor de 400 Nm.

Baterías Holden Commodore Las baterías en el Commodore se encuentran en el vano motor y el tunel de la transmisión

Entre el 21 y 22 de julio, un equipo de 16 técnicos e ingenieros, apoyados en todo momento por un equipo en el taller, donde se encontraba la estación semiautomática de cambio de baterías, la cual cambiaba la batería usada por una cargada. De esta manera, cada miembro del equipo era responsable de realizar la distancia de ida y vuelta, por carretera pública, entre Port Melbourne y Geelong; realizando de esta manera una vuelta de 122 km.

Al final de cada vuelta, el coche disponía entre un 20 y un 25% de carga, lo que supone una autonomía en condiciones reales de uso de entre 120 y 150 km. Para batir el récord fueron necesarios 15 cambios de baterías en total. Para hacernos una idea de la rapidez con la que estos cambios de batería se realizan, la velocidad media en esas 24 horas ha sido de 78,6 km/h, ¡y todo ello en tráfico abierto!

La prueba fue supervisada por la Sociedad de Ingenieros de Automoción de Australasia (SAE) durante las 24 horas de duración de la misma, en la cual confirman que la prueba se realizó siempre en carretera pública, durante 24 horas consecutivas con el mismo coche y que además éste ha sido propulsado únicamente por electricidad durante todo el recorrido. La distancia recorrida fue certificada mediante un GPS instalado en el vehículo.

Esta prueba nos demuestra la viabilidad del coche eléctrico a día de hoy si aplicamos las tecnologías adecuadas, es cierto que no es fácil el desarrollar estaciones de cambio de baterías, sobretodo porque necesitaríamos una estandarización de las mismas.

Cuando fui a Better Place me comentaron que sus estaciones de baterías pueden manejar hasta siete tipos de baterías distintos; esto podría suponer cubrir una batería por cada uno de los grandes grupos automovilísticos, si es que le ponen a todos sus modelos la misma batería, claro está.

Fuente | EV Engineering
Vía | Green Car Congress
En Motorpasión Futuro | Salen a la luz nuevos datos sobre el récord mundial de distancia recorrida en 24 horas del Renault ZOE, Holanda, 24 horas, un Nissan LEAF, puntos de recarga rápida y… 1.254 km

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario