Sigue a Motorpasión Futuro

Toyota iQ EV 02

Toyota ha confirmado el final del proceso de ingeniería y desarrollo del nuevo Toyota iQ EV, la versión 100% eléctrica del pequeño utilitario urbano de tres puertas y cuatro plazas japonés. El IQ EV está pensado especialmente para la ciudad, sin ruidos, sin emisiones locales y con una longitud de poco más de tres metros, para poder maniobrar y aparcar en casi cualquier sitio.

Se ha recurrido a una batería lo más pequeña posible, y que a la vez fuera práctica. Tiene una autonomía de solo 85 km, pero admite recarga rápida: en solo 15 minutos se recupera el 80% de la carga de la batería. Además la recarga normal requiere poco más de tres horas a 230 V y 16 A. Se ha fijado como objetivo principal la máxima eficiencia. Según ciclo de homologación europeo tiene un consumo de 13,5 kWh/100 km.

Para eso se recurre lo primero de todo a un peso muy contenido, y a ello ayuda el utilizar una batería pequeña que aumente lo mínimo posible el peso del coche y a una aerodinámica mejorada con múltiples retoques en la carrocería: en la menor apertura de la parrilla frontal, en el pilar A, en el remate del techo sobre la luna posterior, en las ventanillas traseras, en los pasos de ruedas, en las cubiertas de las llantas y en el carenado de los bajos.

Toyota iQ EV 03

Toyota iQ EV: pequeño urbanita eléctrico de 64 CV

A estas dos estrategias se suma la climatización mediante bomba de calor, los asientos calefactables y el parabrisas calefactable para el desempañado y deshielo, que consumen menos energía que el aire acondicionado y calefacción tradicionales (ya os hemos hablado de esto antes).

El motor eléctrico entrega 64 CV de potencia (47 kW) y 163 Nm de par motor, está refrigerado por aire. El iQ EV acelera de 0 a 100 km/h en 14,0 segundos y tiene una velocidad máxima, limitada, de 125 km/h. Las baterías de iones de litio son de 12 kWh, están colocadas bajo el suelo del habitáculo y se refrigeran por agua.

Como en otros coches eléctricos se incluye frenado regenerativo para recuperar algo de energía y recargar las baterías, en este caso al estilo de los híbridos de Toyota: apenas de regenera al levantar el pie del acelerador, pues se produce al pisar suavemente el freno.

Toyota iQ EV interior

El conductor puede seleccionar tres modos de conducción seleccionables con la palanca de cambio:

  • D-range, es el modo equilibrado para disfrutar de la conducción más eficiente en cada momento.
  • S-range, es el modo que entrega mayor aceleración.
  • B-range, es el modo de retención, en el que se aumenta la regeneración de energía en el frenado.

El cuadro de instrumentos incluye un indicador de eco-conducción, para ayudar al conductor a realizar la conducción más eficiente posible.

El Toyota iQ EV mide 3,12 m de largo, 13,5 cm más que un iQ convencional, 1,68 m de ancho, casi 1,51 m de alto y 2,0 m de distancia entre ejes. Pesa solo 125 kg más que un iQ con motor 1.3 de gasolina y cambio CVT. Su diámetro de giro es de solo 8,2 m.

Toyota iQ EV 01

El equipamiento de serie del Toyota iQ eléctrico es muy completo, con equipo de sonido con seis altavoces, control de estabilidad VSC, nueve airbags (con airbags frontales, laterales, de cortina, de rodilla para el conductor, anti efecto submarino para el acompañante y de cortina en la luna trasera), climatizador con control remoto desde la propia llave del coche y asistente para salida en pendiente, entre otras cosas.

El cuadro de instrumentos incluye una pantalla multifunción a color de 3,5 pulgadas para la computadora de a bordo y la información sobre el sistema eléctrico. El interior está realizado en dos tonos exclusivos de esta versión eléctrica, negro y blanco, con detalles de iluminación en azul. La tapicería es mixta en tela y cuero.

Toyota ha cuidado detalles que ha aprendido con la experiencia del Toyota Prius Plug-in, como el sistema de deconexión de la recarga si el cable se desenchufa, la programación horaria del comienzo y del final de la recarga o un nuevo cable de cinco metros de longitud que se mantiene flexible incluso con mucho frío.

El Toyota iQ EV está listo para pasar a producción, aunque la marca japonesa no ha concretado fechas pues dice que ahora mismo su prioridad es concentrarse en los híbridos enchufables, ya que muchos consumidores tienen cierto miedo con la autonomía de los coches 100% eléctricos, les parece reducida y piensan que recargar un coche eléctrico requiere mucho tiempo, y porque la infraestructura de puntos de recarga públicos no está todo lo extendida que sería deseable.

Toyota iQ EV 05

En Motorpasión Futuro | Coche compartido de Toyota para comunidades de viviendas (en Japón)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

9 comentarios