Sigue a Motorpasión Futuro

Tesla Model S Parade

Las cifras que Tesla Motors comienza a manejar con respecto a la producción de su Tesla Model S a estas alturas del año van acercándose a cumplir unas expectativas bastante optimistas. Si en un período relativamente corto de tiempo, entre finales del año pasado e inicios del presente, la compañía aumentaba su plan de producción de 200 a 400 vehículos por semana, ahora desde Tesla aseguran que esa cifra está más que consolidada.

Tanto que, el nuevo reto que el CEO de Tesla Motors, Elon Musk, plantea doblar la producción y alcanzar para 2014 las 800 unidades del Model S a la semana, lo que supondría unos 40.000 coches al año.

El fabricante de vehículos eléctricos ya el año pasado dejó sin responder a 5.000 encargos ante la creciente demanda, hecho que forzó a Musk a aumentar su inversión a costa de llevar a la plantilla a sus máximos y retrasar los posibles beneficios, tal y como os contamos, para poder atender la demanda y producir a máxima capacidad.

Fábrica Tesla Motors

Algunos analistas se preguntan hasta que punto puede exprimir Musk a su plantilla de 3.000 trabajadores para seguir rindiendo a estos niveles, en comparación con otras compañías más veteranas que arrastan décadas de experiencia en estos campos.

Tesla Motors está forzando, muy conscientes de que mientras siga existiendo demanda ha de atenderse (o arriesgarse a crearla haciendo creer que existe), y haciendo cada vez más palpable el debate entre producción y productividad, un dilema con diferentes perspectivas que ya hemos analizado en el caso de Tesla.

Elon Musk en la fábrica de Tesla Motors

Del mismo modo, no conviene olvidar que quien ha acercado a la opinión pública esa cifra de 800 Model S a la semana ha sido el propio Musk, un visionario en la materia, y alguien que es capaz, a pesar de su condición de CEO, de abrazar el rol que sea necesario por probar su éxito, como por ejemplo, atacar las debilidades de su producto conduciendo de costa a costa él mismo.

Es importante tenerlo en cuenta porque quizá, la proyección más realista para 2014 no sea tan elevada, y si se me permite especular, que Musk se esté marcando un farol en pos de seguir elevando las buenas expectativas de la compañía, fomentando el gusto por el Model S, ahuyentando escépticos y calmando ansiedades.

Vía | Inside EVs, Bloomberg
Foto | Flickr
En Motorpasión Futuro | Los beneficios llegan a Tesla mientras se hacen cambios en la gama del Model S

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

11 comentarios