Tesla Model S: ¿producir más o producir más eficientemente? He ahí el reto para ser rentable

Sigue a Motorpasión Futuro

Tesla Model S exterior puesta de sol

Elon Musk, el CEO de Tesla Motors (el jefe ejecutivo) ha reconocido que la empresa ha perdido más dinero el año pasado del esperado, sobre unos 396 millones de dólares (unos 300 millones de euros al cambio). Pero también ha asegurado a los inversores que no hay que preocuparse, ya que este trimestre esperan que la compañía dé beneficios por primera vez desde el año 2010.

Las causas de estas pérdidas han sido principalmente dos: primero que la compañía ha tenido que superar la difícil situación de empezar a funcionar e invertir mucho dinero en la fábrica, y segundo que cada unidad fabricada de su excelente berlina premium eléctrica Tesla Model S ha costado más de lo que se había estimado inicialmente debido a la alta tecnología que monta. De hecho ha tenido que subir su precio de venta a todos los clientes que no lo hubieran reservado por adelantado.

Reducir costes de fabricación sin detrimento de la calidad

Hay que tener presente que durante 2012 los esfuerzos se dirigieron a ser capaces de producir cada vez más unidades del Tesla Model S y atender lo antes posible todas las reservas realizadas (fueron 6.500 para 2012 y ya más de 15.000 para 2013), y eso además sin descuidar la calidad de fabricación.

Tesla Motors ahora ya puede fabricar 400 unidades a la semana y está en condiciones de producir 20.000 unidades al año y atender una demanda poco a poco más global, ya no solo en los Estados Unidos, pues también se venderá este año en Europa y China.

Tesla Model S rojo en la carretera

Sin embargo al haber subido el precio de venta del coche, la demanda puede ser inferior y pueden bajar la ventas del Model S con respecto a las de 2012. Otro riesgo en el horizonte que puede poner en peligro la rentabilidad de la compañía es el lanzamiento del nuevo todocamino eléctrico Tesla Model X, que obligará a volver a invertir dinero para su fabricación.

Es por eso que los esfuerzos de Tesla Motors durante 2013 no se centrarán en producir más unidades del Tesla Model S, aunque técnicamente podría subir hasta las 500 unidades a la semana, sino en fabricarlas de manera más eficiente, optimizando el proceso, reduciendo costes, aumentando el margen comercial de cada coche y así poder fabricar rentablemente para ir reduciendo las pérdidas y finalmente dar beneficios.

Hay dos medidas para reducir costes. La primera es reducir el número de horas extras que tenía que pagar la compañía a los trabajadores de la planta para poder fabricar más cantidad. Muchos trabajadores estaban por encima de 68 horas de trabajo semanales, ahora se ha reducido a 50 horas y a lo largo de 2013 se terminará de ajustar a las 40 horas semanales normales.

La segunda es renegociar con los proveedores los precios de ciertos componentes, ya que ahora la producción es mucho mayor. Se habían negociado con estimaciones de fabricación de unas 1.500 unidades al año y ahora serán 20.000. El componente con mayor posibilidad de reducir coste serán las celdas de batería fabricadas por Panasonic.

Según el propio Elon Musk esperan alcanzar algo más del 25% de margen comercial bruto en la venta de cada Tesla Model S.

Siendo una de las marcas que están liderando tecnológicamente el sector de los coches eléctricos, esperamos que la compañía sea rentable para seguir adelante con nuevos proyectos.

Tesla Model S en la cadena de montaje

Vía | Quartz, Autoblog Green
En Motorpasión Futuro | Los beneficios de Tesla siguen sin aparecer, pero la producción del Model S empieza a despegar

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios