Compartir
Publicidad

Tesla Model S Performance, comparativa contra sus rivales europeos

Tesla Model S Performance, comparativa contra sus rivales europeos
Guardar
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A finales de este año Tesla comenzará a distribuir un modelo eléctrico que amenaza con revolucionar el mundo de la automoción de los pies a la cabeza. Para lograrlo, los de California pondrán en el mercado el vehículo tecnológicamente más avanzado de todos los tiempos, pero la pregunta es ¿como será la lucha en Europa?.

Performance es la denominación de la versión más radical de la oferta inicial del Model S, que al igual que sus compañeros, dispone de un poderoso motor eléctrico del que todavía no conocemos su potencia, pero suficiente para dispararlo hasta los 100 km/h en 4,4 segundos, mientras que el pack de baterías con 85 kWh le proporcionan hasta 500 kilómetros de autonomía con una carga.

Sin duda, una carta de presentación a la que debemos sumar un torrente tecnológico, coronado por la pantalla táctil más grande montada en un coche de serie, con nada menos que 17 pulgadas. Ante esto, los fabricante europeos, con Mercedes y BMW a la cabeza, que a pesar de no estar temiendo por sus ventas, si son un claro objetivo de Tesla para arañar poco a poco clientes a los tranquilos y adormilados fabricantes alemanes.

Prestaciones

01-mercedes-c63-amg-frontal.jpg

Empezamos por Mercedes, que tienen el Clase E C63 AMG, con nada menos que 525 CV procedente de su V8, que le impulsan hasta los 100 km/h en una décima menos que el Tesla, 4,3 segundos, con un consumo medio de 12,3 litros cada 100 kilómetros, una cifra que una vez pisemos el acelerador de forma minimamente alegre, seguro se disparará muy por encima de los 15 litros.

Por su parte, el otro contendiente, el brutal BMW M5, llega también con un V8 bajo el capó, un poderoso motor incluso más potente que el Mercedes ya que es capaz de entregar hasta 560 CV y 680 Nm. A pesar de ello, es más lento que el Mercedes en alcanzar los 100 km/h y con 4,4 segundos, tiene exactamente la misma cifra que el Tesla, algo que los 105 kilos extra que tiene respecto al Mercedes pueden tener su parte de culpa.

Por su parte, la velocidad máxima ha sido limitada en los tres casos, en los alemanes por una cuestión de acuerdos entre fabricante germanos, que la han dejado en los 250 km/h, mientras que el americano puede alcanzar los 210 km/h, en esta ocasión, limitados por una cuestión de mantener el consumo eléctrico dentro de unos límites aceptables.

01-bmw-m5-1.jpg

Con un depósito de 80 litros en ambos modelos, BMW y Mercedes, y un consumo medio de unos 12 litros, nos da una autonomía de unos 660 kilómetros con cada depósito, no muy alejados de los 500 KM que asegura tener el Tesla, unas cifras que tendríamos que comparar en un uso más alegre del acelerador.

Donde si hay una diferencia incomparable a favor de los alemanes, es en los tiempos de recarga, y si llenar el depósito del Mercedes nos lleva apenas tres minutos, en el mejor de los casos el Tesla necesitará al menos una hora para recuperar la carga completa de sus 85 kWh, mediante uno de los supercargadores que Tesla está instalado en California, mientras que el nuestra casa, podremos recargar unos 100 kilómetros por cada hora conectado.

Economía

01-tesla-model-s-2.jpg

Como no disponemos de unos datos exactos del consumo del Model S, vamos a hacer una estimación tomando como referencia el que tiene el Roadster, el deportivo de Tesla que según sus propietarios, promedia un consumo real de unos 150 Wh/km, por lo que el Model S, de mayor tamaño y peso, no debería subir de los 200 Wh/km, gracias a los nuevos sistemas de gestión eléctrica de Tesla.

Hacer 100 kilómetros con uno de los dos modelos alemanes nos sale por unos 16 euros, mientras que la misma distancia con el eléctrico, con el kWh a un precio máximo de 0,15 euros, nos indica que necesitará aproximadamente unos 3 euros para recorrer los 100 kilómetros, una cifra que podremos rebajar drásticamente con la contratación de una tarifa nocturna.

En cuanto a los precios, aquí también sale ganando el eléctrico ya que a pesar de no tener un coste oficial en Europa, podemos facilmente realizar el cambio 1 dólar 1 euro que se aplica en el Tesla Roadster, por lo que la versión Performance saldrá por unos 90.000 euros, mientras que el Mercedes E63 AMG nos sale por 120.000 euros, y el BMW M5 por unos módicos 117.000 euros, una diferencia suficiente para comprarnos un Nissan Leaf.

Conclusión

01-mercedes-clase-e-amg-trasera.jpg

Por supuesto, de momento no podremos realizar un viaje de larga duración con el Tesla, algo que si podremos (y debemos) con los Mercedes y BMW, pero no por una cuestión técnica, si no por una cuestión de infraestructura, unas infraestructuras que de forma especial en nuestro país, tardarán mucho tiempo en alcanzar unas cuotas mínimas de funcionamiento, lo que provocará una limitación de la llegada de los eléctricos.

Está claro que se trata de una comparativa muy superficial donde faltan muchos aspectos, como el equipamiento, espacio interior, paso por curva…aspectos que tendrán que esperar a la salida comercial del Tesla. Tampoco se ha tenido en cuenta aspectos como el mantenimiento mecánico, prácticamente inexistente en un eléctrico y que necesitan un presupuesto elevado en las berlinas deportivas alemanas.

Lo mejor de todo, es que poco a poco, está naciendo una oferta diferente, una alternativa para aquellos que busquen algo nuevo que no tenga a la gasolina como protagonista, y que además esto no represente una pérdida de prestaciones ni de sensaciones, algo donde la versión Performance del Tesla Model S promete no defraudar.

En Motorpasión Futuro | Tesla desvela el precio y las opciones del Model S, Tesla model S: muy bonito, pero aún tardará un poco

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos