Compartir
Publicidad

Skoda ha empezado la producción del Octavia Green E-Line (para flotas de pruebas)

Skoda ha empezado la producción del Octavia Green E-Line (para flotas de pruebas)
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El constructor de automóviles checo, miembro del grupo Volkswagen, ha empezado la fabricación de diez unidades del Skoda Octavia Green E-Line, la versión eléctrica del Octavia Combi. Este es el primer vehículo 100% eléctrico de la marca. Las unidades servirán para probar en flotas la tecnología, comprobar su usabilidad en el día a día y verificar su fiabilidad con el paso de los kilómetros.

Todos los datos de su circulación en condiciones reales de tráfico urbano y por carretera, así como la autonomía en la práctica, las recargas, y el comportamiento de las baterías, se registrarán y se compartirán con los otros miembros del grupo Volkswagen, para el desarrollo futuro de más coches eléctricos.

El Octavia Green E-Line tiene un motor eléctrico de 85 kW de potencia pico (casi 116 CV), 60 KW de potencia continua (casi 82 CV) y 270 Nm de par motor. Tiene una autonomía de entre 140 y 150 km. Puede alcanzar los 135 km/h y su aceleración de 0 a 100 km/h es de 12 segundos. Mide 4,57 m de longitud.

Skoda-Octavia-Green-E-line-3

Las baterías van colocadas en el túnel central, debajo de los asientos traseros y debajo del maletero. Debido a esto, el maletero (que es francamente grande en el Combi) se reduce apreciablemente, pierde 115 litros, pero aún así se queda en 490 l. El paquete de baterías de iones de litio está formado por 180 celdas, pesa 315 kg y tiene en total 26,5 kWh de capacidad.

Las baterías se pueden recargar durante las deceleraciones y frenadas (como es habitual) pero también pueden recargarse ligeramente con las células solares fotovoltaicas integradas en el techo solar de vidrio (que cubre el techo por completo). Admiten dos tipos de recarga, a 230 V las baterías tardan unas ocho horas en recargarse, pero a 400 V el tiempo se reduce a unas cuatro horas.

Skoda-Octavia-Green-E-line-4

Incorpora también un generador de sonido que simula el ruido de un motor a una velocidad de 40 km/h, para evitar el atropello de peatones despitados.

Exteriormente se distingue de un Octavia Combi convencional por ciertos detalles de diseño, como los faros y parrilla delanteros, así como por las llantas de aleación específicas. En el interior elementos decorativos en blanco son también distintivos de esta versión.

Skoda también ha informado de que además de un vehículo eléctrico, tiene intención de ofrecer a sus clientes, en un futuro cercano, su primer vehículo híbrido enchufable.

Skoda-Octavia-Green-E-Line-8

En Motorpasión Futuro | Nissan LEAF, Top 10 de los coches innovadores

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos