Sigue a

Coches en China

El día 26 de este mes en la localidad de Shenzhen (en China) hubo un accidente. Ya ves tu que noticia más poco noticia. La singularidad, o lo llamativo es que uno de los vehículos implicados era un taxi eléctrico que después del choque comenzó a arder.

En concreto, el taxi incendiado era un BYD e6, por si no la conocéis, BYD es un fabricante chino de automóviles que ha apostado bastante por la movilidad eléctrica y cuenta con varios modelos eléctricos e híbridos de autonomía extendida. Curiosamente el taxi sufrió el accidente porque chocó con un Nissan GT-R cuyo conductor iba todo tajao llevaba unas cuantas copas de mas.

Como siempre habrá personas que pongan el grito en el cielo, que den la voz de alarma diciendo “estos coches no son seguros, se prenden fuego en los accidentes”. Pero nada más lejos de la realidad. Si que es cierto que se han dado unos cuantos incidentes aislados de auto-igniciones en los paquetes de baterías de algunos modelos eléctricos pero tiene una explicación.

016.jpg

Bueno, más que una explicación diría que es una justificación y es que como toda nueva tecnología en la vida, los coches eléctricos necesitan un tiempo de rodaje de andadura, de pruebas para que se asienten los conocimientos y los diseñadores cojan experiencia en la materia.

Y no me sabe bien decir esto, pero pienso que la dudosa calidad de los procesos de fabricación del fabricante chino unidos a un diseño no muy acertado han podido tener algo que ver con el desagradable incidente que afortunadamente se salvó sin víctimas mortales pese a que el taxi iba cargado de pasajeros.

Vía | Autoblog Green

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios