Compartir
Publicidad

SCI hyMod, un prototipo con motor térmico modular

SCI hyMod, un prototipo con motor térmico modular
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

SCI hyMod quizá no pase de ser un prototipo, pero hay que reconocer que sus valedores le han echado cierta dosis de imaginación al invento. Pongámonos en situación. Cuando pensamos en un coche dotado de motor de combustión, quizá estemos de acuerdo en que acarrear litros de carburante cuando no son necesarios es cargar con peso de forma absurda.

Por otra parte, estamos acostumbrados a ver los coches eléctricos de autonomía extendida como unos vehículos movidos por electricidad que llevan a cuestas toda una propulsión térmica… por si acaso les hace falta. Pero también sabemos que la mayor parte de los desplazamientos se puede cubrir con vehículos eléctricos, así que, ¿para qué cargar con el motor térmico cuando no es necesario?

Ese viene a ser el planteamiento de un equipo de diseño de Rumanía, que ha inventado un coche con motor modular. Parten de un coche eléctrico cuya batería da energía a un motor que mueve las ruedas delanteras, pero se guardan un as en la manga: un motor térmico que se puede montar para que actúe sobre el tren trasero cuando sea necesario. Como si fuera una hibridación de quita y pon.

Pero como estas cosas se entienden un poco mejor cuando se ven en movimiento, ahí va un vídeo de cómo funciona el SCI hyMod. No es muy detallado porque al ser un prototipo nos movemos a base de simulaciones y esquemas, pero se entiende a la perfección cuál es el espíritu del proyecto:

En el aspecto exterior, destacan sus dimensiones (4,10 metros de largo y 1,68 metros de ancho) y su forma, casi de monovolumen. En el interior, dos filas de asientos con un total de seis plazas confirman lo que se intuye desde el exterior. El SCI hyMod es un concept car pensado con vocación de familia, aunque el insólito sistema de alimentación al gusto deja su maletero en sólo 250 litros.

Pero vayamos a la parte interesante que caracteriza al SCI hyMod. La idea de montar y desmontar la parte trasera puede echar para atrás a más de uno, por sencillo que parezca, pero hay que reconocer que el invento es curioso. Recoge la herencia de las baterías intercambiables que anda desarrollando Better Place y lleva el concepto bastante más allá.

SCI hyMod

SCI hyMod, motorización en función de las necesidades

La parte eléctrica básica del vehículo aporta 42 kW (57 CV) de potencia situados en el eje delantero a partir de un pack de baterías de 5 kWh. En la parte trasera, es posible elegir entre un modo eléctrico o un modo de motor de combustión, dependiendo de las necesidades de cada momento.

En modo 100 % eléctrico, 17 kWh de energía garantizan que el motor dé un potencia de 48 kW (65 CV) con un par de 200 Nm, consiguiendo una velocidad máxima de 130 km/h con una autonomía que oscila entre 140 y 180 km. Unas características más que suficientes si lo queremos para los desplazamientos del día a día, sin exigencias.

Si se opta por encajar el motor térmico, haciendo del eléctrico un eléctrico de autonomía extendida, tenemos una potencia de 82 CV pasada por una caja automática de transmisión variable que resulta en una potencia combinada de 150 CV. Esto ya tiene mejor pinta, ¿verdad?

Con esta configuración, la aceleración de 0 a 100 km/h se realiza en algo menos de 10 segundos y se logra una velocidad máxima de 170 km/h con un consumo de apenas 5,0 l/100 km, lo que da una autonomía de 600 km gracias a su depósito de carburante de 35 litros. Son unos valores más que aceptables para viajes.

SCI hyMod

¿Tendrá futuro este concept car?

En sí, la apuesta de los rumanos no es descabellada. De hecho, acaba con uno de los puntos débiles de los coches eléctricos, que no es exactamente la falta de autonomía sino la sensación que flota en el ambiente según la cual un coche eléctrico sólo puede ser un segundo coche, nunca el principal, ya que cuando hace falta de verdad se queda corto.

Y lo ideal sería, por lo tanto, contar con un eléctrico que en un momento dado pudiera emplear gasolina sin que hiciera falta que la llevase arriba y abajo todo el tiempo, con su depósito y su motor cuando no son necesarios. En ese sentido, este concept car se puede aceptar como una apuesta lógica.

¿Dónde está el problema? De hecho, en el mismo punto en que se encuentra anclada la recarga de las baterías más allá de sus problemas con la capacidad: en la necesidad de infraestructuras.

SCI hyMod

Si con los eléctricos es habitual la crítica de quienes no poseen más lugar para el estacionamiento que la calle, y si con las instalaciones de Better Place hace falta mucho rodaje para que estas puedan sustituir a las actuales gasolineras, en el caso de SCI hyMod la cuestión va por los mismos derroteros, pero con dos añadidos que pueden suponer un lastre para este proyecto.

De un lado, las instalaciones deben ser muy específicas, mucho más que un simple surtidor de gasolinera, ya que hay todo un proceso robotizado de sustitución modular que precisa que los fabricantes se pongan de acuerdo para así simplificar el sistema y abaratar costes. En eso, comparte problema con Better Place.

Sin embargo, la estandarización del sistema podría resolver una pequeña parte de la cuestión, pero no acabaría por completo con los inconvenientes que presenta. Porque, a todas estas, habría que saber si existirán propietarios interesados en montar en sus coches un motor térmico que haya pasado por las manos de cualquier otra persona sin saber qué trato le ha dado.

Lo dicho: quizá se quede sólo en un proyecto. O quizá no, ¿quién sabe?

Vía Green Car Reports

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos