Compartir
Publicidad

Rolls-Royce 102EX Phantom Experimental Electric, el lujo eléctrico completa una vuelta al mundo

Rolls-Royce 102EX Phantom Experimental Electric, el lujo eléctrico completa una vuelta al mundo
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Salió de su hogar en West Sussex a principios de marzo con la intención de captar las opiniones y reacciones a la movilidad alternativa por parte de propietarios, entusiastas, público y medios de comunicación, y ahora el Rolls-Royce 102EX Phantom Experimental Electric acaba de completar una ambiciosa vuelta al mundo que ha supuesto su puesta de largo como coche eléctrico de superlujo.

Al final de su trayecto, este experimento del lujo eléctrico se ha paseado por Londres, Manchester, Edimburgo, París, Berlín, Madrid, Dubái Singapur, Pekín y también por varias ciudades de Japón antes de completar su recorrido dándose una vuelta por Estados Unidos, incluyendo Los Angeles, Nueva York, Las Vegas, Florida y Miami, para mostrar sus buenas cualidades.

Unas cualidades que se probaron primero en laboratorio bajo condiciones extremas de temperatura y humedad y que han demostrado estar en muy buena forma sobre todo si se tiene en cuenta el mercado objetivo que podría tener este experimento una vez que, dado el caso, se llevara a producción.

Rolls Royce 102EX Phantom Experimental Electric

En general, se observó que las 96 celdas de las baterías con que está equipado el Rolls-Royce 102EX pueden trabajar de forma adecuada a 50 ºC de temperatura y bajo unas condiciones de humedad relativa del aire en torno al 30 %. ¿Alguien ha hablado de buscar clientela para coches eléctricos entre los jeques de Dubái? Paradójico.

Aunque cuando el 102EX fue presentado en el Salón de Ginebra no había planes de llevar a cabo una producción de este vehículo, los responsables de Rolls Royce quisieron abrir una vía de diálogo utilizando el 102EX como plataforma para averiguar por dónde se mueven los intereses de la gente, e incluso mantienen abierto el debate en la web Electric Luxury.

Desde la marca, por lo tanto, justifican la esencia del 102EX como un banco de trabajo para la reflexión sobre la movilidad más allá de lo que puede dar de sí un concept car, con aspectos absolutamente tangibles y comprobables para que cada uno pueda dar su opinión y así poder centrar el debate en torno a los coches eléctricos.

Las baterías más pesadas para un eléctrico de lujo

Rolls Royce 102EX Phantom Experimental Electric

Recordemos que esta es una versión eléctrica montada a partir del Rolls-Royce Phantom que cuenta con dos motores eléctricos que proporcionan una potencia conjunta de 395 CV y un par motor cercano a los 800 Nm, consiguiendo una velocidad máxima limitada a 160 km/h con una aceleración de 0 a 100 km/h en menos de 8 segundos.

Sus baterías de alta densidad utilizan tecnología de níquel, cobalto y manganeso, lo que les permite una autonomía de unos 200 km, tienen una capacidad de 71 kWh y pesan alrededor de 640 kg, lo que las convierten en el conjunto de baterías más grande probado en la calle. Casi todos los eléctricos de calle o prototipos usan ión-litio (más ligeras, más caras y con más energía/potencia).

Su tiempo de carga en modo normal es de unas 20 horas, aunque también se puede optar por una carga trifásica en 8 horas, y Rolls-Royce sigue trabajando en otro tipo de recarga de la batería de forma inalámbrica. En cualquiera de los casos, el estado de carga de la batería se comunica al conductor en todo momento por medio de dispositivos luminosos. A un alto consumo eléctrico, alto tiempo de recarga.

Rolls Royce 102EX Phantom Experimental Electric

En muchos sentidos, resulta curiosa la apuesta de Rolls-Royce en el panorama automovilístico actual, sobre todo si tenemos en cuenta el debate que hay sobre la viabilidad de los vehículos eléctricos, pero entronca con la tradición de la marca, ahora propiedad de BMW, desde sus inicios, consistente en hacer lo que su cliente le pida, ni más ni menos.

Si durante todo un siglo Rolls-Royce se preocupó por conseguir los mejores acabados empleando los materiales más exclusivos, ahora los británicos han dado un paso adelante al involucrar a sus clientes potenciales en la elección del modo de propulsión que desean para sus próximos coches, si finalmente llegan a producirse.

Y en cualquier caso, lo cierto es que las bondades del coche eléctrico, el silencio, la suavidad, la comodidad y su capacidad de respuesta, parecen estar en plena sintonía con los atributos característicos de los lujosos Rolls-Royce. ¿Veremos algún día al Espíritu del Éxtasis del lado de la electricidad?

Enlace | Electric Luxury
En Motorpasión Futuro | Rolls Royce se plantea lanzar un modelo híbrido o eléctrico incluso sin demanda

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos