Compartir
Publicidad

Piaggio Porter. Furgoneta eléctrica para la vida urbana

Piaggio Porter. Furgoneta eléctrica para la vida urbana
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Normalmente, los que nos “dedicamos” a este mundillo, solemos tener muy acotados y sabidos los modelos eléctricos que se venden por el mundo. Al fin y al cabo, solo son unos pocos coches. Pero cual fue mi sorpresa al descubrir hace poco la Piaggio Porter, una pequeña gran furgoneta pensada para el trasporte urbano de mercancías .

Es la misma furgoneta Piaggio de siempre derivada de la Daihatsu Hi-Jet de los 80, la cacahuete como la llaman algunos. La verdad es que es una furgoneta que te hace sonreir cuando la ves pasar. Lo importante es que se ha adaptado a los tiempos y ahora incluyen una versión con propulsor eléctrico en la gama: La Piaggio Porter Electric Power.

La Porter no es comparable a ninguna otra cosa que ruede. Mide 3.37 metros de largo y 1.39 metros de ancho, que unidos a una altura muy generosa hacen de ella una forma inconfundible. Su fuerte está en las medidas precisamente ya que tiene un radio de giro minúsculo de tan solo 3,7 metros y una capacidad de carga superior a la de sus rivales.

Planta motriz

Piaggio-Porter-Electric_Power-01

Pero estamos en Motorpasión Futuro y aquí lo que nos interesa es hablar más concretamente de su variante eléctrica denominada comercialmente Electric Power. Piaggio lleva fabricando su furgoneta eléctrica desde ¡1995! cuenta ya con 17 años de experiencia y veterania. La planta motriz no es ni puntera ni tecnológica ni novedosa ni potente. Se ha buscado hacer un vehículo comercial ligero económico, que la gente pueda comprar y usar en el día a día. No se han buscado florituras tecnológicas. Se ha ido a lo fácil, a lo barato, a lo que funciona, a lo conocido.

Estamos hablando de un motor de corriente continua brushless (sin escobillas) cuando la gran mayoría de los fabricantes de vehículos eléctricos están apostando por motores de corriente alterna controlados por complicados inversores y sistemas de control. La ventaja de este propulsor es su sencillez y su precio. Los inconvenientes son un menor rendimiento y que la suavidad de marcha se ve penalizada.

Piaggio-Porter-Electric_Power-04

Este motor motorcillo de corriente continua nos ofrece una potencia de 16 caballos. Si, no es una errata. Son 16 caballos de potencia los que se encargan de mover a la pequeña Piaggio. Pero no nos alarmemos, no es tan malo como parece. He tenido la oportunidad de conducir la Porter en su variante eléctrica y la verdad es que con esos 16 caballos puede andar a una modesta velocidad sin ningún problema.

¿Cuanto de modesta? pues hombre, tiene una velocidad punta de 57 Km/h pero aun con esas, es un vehículo que podemos denominar hasta ágil en entornos urbanos, con una buena salida desde parado y un notorio repris que se va diluyendo a medida que sube la aguja del velocímetro.

Obviamente está limitada a entornos urbanos y periurbanos. La falta de potencia y la baja velocidad punta hacen que no me pueda imaginar como sería ir con una de estas por carretera. Aun así, recuerdo que los motores eléctricos son más exprimibles que los de combustión a igualdad de potencia. La porter con un motor de gasolina o diésel de 16 caballos se moriría literalmente.

Piaggio-Porter-Electric_Power-07

Y como es por dentro

Pues es un vehículo comercial ligero así que el interior es austero a más no poder. Plásticos duros everywere y la mayoría de la cabina acabada en chapa. Los asientos son tirando a durotes y los mandos me recuerdan a los de un coche de hace 15 años. Pero lo que importa es que sea barata y funcione.

En la instrumentación observo una hecho muy curioso que no había visto en ningún otro vehículo eléctrico. El cuadro, de agujas analógicas a la vieja usanza, consta de un velocímetro (como es normal) y aquí viene lo curioso: un Voltímetro y un amperímetro magnitudes físicas que miden la electricidad.

Me resultó pintoresco que constase de esos elementos. Cuando pisas el pedal puedes ver como los amperios que suelta la batería aumentan hasta llegar a la “zona roja” al más puro estilo de un tacómetro. El Voltímetro es todo lo contrario. Si la carga está al máximo así lo refleja este instrumento, pero si demandas mucha potencia o ya no nos queda energía, la aguja va cayendo.

Piaggio-Porter-Electric_Power-03

¿Y para qué sirve?

Recorrer 100 Km con la Porter eléctrica nos va a costar 1,5 euros y en entornos urbanos la fiabilidad del motor eléctrico estará más que asegurada además de unos mantenimientos que tienden a cero. Puede ser muy buena idea utilizarla en cascos urbanos y centros de ciudades, con el fin de alejar la contaminación y emisiones de las urbes.

Puede ser una muy buena alternativa para los servicios públicos urbanos como correos o mantenimiento de jardines. También dentro de la iniciativa privada, cumpliría muy bien para distribución urbana de alimentos y mercancías y es que la Piaggio Porter en ciudad se mueve como pez en el agua.

Piaggio-Porter-Electric_Power-02

Como habéis ido viendo en las imágenes de la entrada, la Piaggio Porter como buen vehículo comercial está disponible en muchas variantes para adaptarse a las necesidades individuales de cada uno. Se puede configurar como furgón, furgón acristalado, con plataforma corta, con plataforma larga, con volquete…

Hablemos del precio. Dependiendo de las versiones nos podemos poner en 25.000 euros. Si a eso le descontamos la subvención del gobierno a la compra de vehiculso eléctricos se nos puede quedar en unos 19.900 euros. Es mucho dinero, si pero a cambio nos llevamos toda una furgoneta muy capaz para el entorno urbano con 110 Km de autonomía.

Aunque hoy por hoy y siendo realistas, a parte de sus cualidades “eco”... imagino que la Porter no eléctrica, unos 12.000 euros con motor de gasolina, con el precios actual del combustible sea una mejor opción y más rentable para muchos.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos