Compartir
Publicidad

Otra imagen del huracán Sandy: los coches que no necesitaban un bidón de gasolina

Otra imagen del huracán Sandy: los coches que no necesitaban un bidón de gasolina
Guardar
2 Comentarios
Publicidad

Si el viernes nos entristecíamos con los Fisker Karma que quedaron destruidos por el huracán Sandy, hoy traemos un contrapunto algo más agradable sobre los coches eléctricos que hay en la zona afectada por el fenómeno meteorológico del año. Aunque parezca complicado, tras el paso del huracán ha habido conductores que no se han visto demasiado afectados por los cortes de suministros, y esos son los conductores de coches eléctricos. Bueno, algunos de ellos.

Cuentan su experiencia en el New York Times. Uno de ellos explica que vio un centenar de personas corriendo con bidones vacíos hacia una gasolinera cercana porque oyeron decir que había llegado el camión cisterna. Él, mientras tanto, veía cómo en su casa no había electricidad para su coche, pero pudo llegar hasta un punto de recarga público que funcionaba perfectamente ya que estaba fuera de la zona donde habían caído las líneas. Pudo seguir circulando sin apenas problemas.

La historia se repite con otros testigos y otros coches, aunque la moraleja es la misma. Tras una catástrofe natural, puede ser más sencillo encontrar un punto de recarga, gracias a la enorme extensión de las redes eléctricas, que una gasolinera donde quede combustible o que tenga combustible y pueda bombearlo. Si Fukushima nos dejó los eléctricos que daban luz a las casas, Sandy nos hace ver que los eléctricos son más versátiles a la hora de abastecerse.

Vía | The New York Times
En Motorpasión Futuro | El huracán Sandy destruye 16 Fisker Karma, incluso incendiando alguno de ellos, Leaf to Home, abasteciendo la luz de casa por 4.200 dólares

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos