Sigue a Motorpasión Futuro

Ford-F150-Protean-600px

Lo habitual hoy en día, tanto en vehículos con motor de combustión interna, como vehículos con motor eléctrico, es que el motor se coloque en el lugar específico para él: el vano motor. Lo más normal es que el vano motor esté en la parte delantera, casi encima del eje delantero. En algunos casos el motor puede ir en posición central-trasera, casi encima del eje posterior.

Los motores eléctricos son algo más pequeños que los motores de gasolina o gasóleo a igualdad de potencia, y además más sencillos: no requieren un sistema de lubricación, ni un sistema de refrigeración por líquido, ni admisión de aire, ni escape de gases de combustión, ni caja de cambios. Es por esto que un motor eléctrico resulta muy compacto.

Siendo así, ¿qué pasaría si en lugar de un motor eléctrico grande, tenemos varios motores pequeños y los colocamos en las ruedas?, pues que liberamos espacio y se abre una nueva línea de investigación de posibilidades de lo más interesante. Varios fabricantes están trabajando en ello. Hace unos años Michelín presentó un prototipo y recientemente Protean presentó una adaptación totalmente funcional: el Ford F-150 de la foto sobre estas líneas.

Michelín Active Wheel

Michelin-Active-Wheel

A finales de 2009 la europea Michelín presentó en el Salón del Vehículo y Combustible Alternativos de Valladolid su rueda motorizada, la Active Wheel, que integra dentro de la llanta un motor eléctrico, la suspensión y los frenos (eléctricos), cuando en una rueda normal estarían simplemente los frenos (el disco y las pastillas o el tambor y las zapatas).

Según el fabricante el comportamiento y el confort de marcha serían idénticos a los sistemas convencionales. Este sistema se ha puesto en práctica en dos modelos, todavía prototipos, el Heuliez Will (un Opel Agila adaptado a eléctrico) con dos motores de 30 kW cada uno (unos 41 CV, en total 82 CV) y el Venturi Volage (un deportivo biplaza) con cuatro motores de 55 kW cada uno (unos 75CV, en total 300 CV).

La alimentación de estos pequeños motores eléctricos en cada rueda, seguiría llegando de un paquete de baterías colocado donde el fabricante del coche considerara oportuno (debajo del piso del habitáculo, o incluso en el vano motor, que quedaría libre).

Protean Drive

Protean-motor-en-rueda

La norteamericana Protean Electric, que lleva varios años investigando en motores eléctricos, presentó hace unos días en el SAE 2011 World Congress un Ford F-150 adaptado, con dos ruedas motorizadas Protean Drive de 110 CV (81 kW) cada una y 500 Nm de par continuo (y solo 31 kg de peso cada motor). En este caso la suspensión va fuera de la rueda.

El Ford F-150 se convirtió así en un coche híbrido, al conservar su motor de combustión, y añadírsele los dos motores eléctricos. Puede funcionar solo con el motor térmico, solo con los motores eléctricos, o en modo híbrido combinado. Los motores Protean Drive están listos para producirse en serie en torno a 2012 para llantas de 18 pulgadas.

Protean también ha pensado en un Ford F-150 exclusivamente eléctrico. Solo hay que quitar el pesado y voluminoso motor de combustión (un V8) junto con la caja de cambios, tubos de escape y resto de componentes (unos 617 kg), y colocar un paquete de baterías de litio especialmente diseñado. Tendría cuatro ruedas motorizadas de 110 CV cada una (440 CV en total), podría alcanzar más de 160 km/h (100 mph) y tendría una autonomía de unos 160 km.

Protean-Volvo-Recharge

Protean en colaboración con Volvo, también desarrolló hace unos años un prototipo de Volvo C30 eléctrico con autonomía extendida, con cuatro motores en rueda, el Volvo Recharge concept. Con un motor 1.6 Otto flexifuel (gasolina o etanol) y un consumo mixto de 1,9 l/100 km.

Una de las ventajas de los motores en rueda (o ruedas motorizadas), es que se puede configurar un coche con tracción delantera, con propulsión trasera o con tracción total con suma facilidad, sin tener que alterar el diseño o espacio disponible. El fabricante solo tiene que decidir cuantos motores coloca (dos o cuatro) y en que ejes hacerlo.

La gestión de los motores, sean dos, o sean cuatro, se realiza mediante una unidad de control electrónica, que además se integra con las funciones de control de tracción, control de estabilidad y ABS. Durante el frenado también se recargan las baterías (los frenos son de disco, pero en un futuro serán eléctricos).

De lo que no han hablado es de si un coche eléctrico con varios motores en rueda será más o menos caro que un eléctrico con un solo motor convencional. Me temo que por el momento puede ser más caro.

Vía | Autoblog Green
Más información | Protean Electric | (pdf en inglés) Datos técnicos PD18
En Circula Seguro | Michelín Active Wheel, la rueda motorizada
En Motorpasión Futuro | Protoscar, dos motores mejor que uno | Freno regenerativo

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

9 comentarios