Compartir
Publicidad

Más de un millón de kilómetros recorridos gracias a Better Place

Más de un millón de kilómetros recorridos gracias a Better Place
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hoy en Better Place están de celebraciones y no es para menos. Su sistema Quick Drop o cambio rápido de baterías se empieza a consolidar como una alternativa muy a tener en cuenta en el futuro de la movilidad eléctrica. Las fases de prueba del proyecto están tocando a su fin tras más de 15.000 cambios rápidos de batería y un millón de kilómetros recorridos en total.

De momento y como ya os hemos contado en otras ocasiones Better Place a elegido para sus primeros ensayos de campo dos países a nivel mundial: Israel y Dinamarca. En Israel además son los encargados de distribuir los vehículos eléctricos compatibles con su sistema como el Renault Fluence Z.E. y en el pasado mes de mayo se vendieron 110 vehículos en total.

Retomando la noticia, la fase de pruebas del sistema Quick Drop está a punto de finalizar y ya van a lanzarlo de forma comercial definitivamente. Ahora el objetivo que tienen en el punto de mira es extender su red de puntos de recarga la cual cuenta con 55 estaciones, hasta cubrir el 100% del territorio en estos países.

fluence ze

No hay lugar a dudas, Better Place va viento en popa aunque ellos mismos se lo toman con muchas precauciones. Afirman que su programa de momento está siendo un éxito y que facilmente podría ser una ayuda de peso para la adopción del coche eléctrico como sistema de movilidad dominante pero que no lo tienen todo hecho, ni mucho menos.

La idea es consolidarse en Israel y Dinamarca, e ir abriendo paulatinamente otros mercados a medida que vaya pasando el tiempo. La siguiente parada para Better Place va a ser Australia donde ya tienen proyectada su primera estación en Canberra.

Desde aquí solo puedo admirar a la par que apoyar esta idea. El cambio rápido de baterías es la solución a uno de los principales problemas que tiene actualmente el coche eléctrico pero necesita de la ayuda de todos. Como siempre nada es tan fácil como parece y si queremos que este tipo de servicios prosperen necesitamos de estándares.

Los coches eléctricos del futuro deberán de ser de alguna manera compatibles entre si con un único tipo de sistema de cambo rápido de baterías, y de esta forma, el coste de desplegar toda una red de estaciones Quick Drop sería muy justificable dado el enorme beneficio que ello traería consigo.

¿Vosotros qué pensáis sobre este tema? ¿El futuro del coche eléctrico pasa por los sistemas Quick Drop? ¿Acabarán estos con los hándicaps del VE?

En Motorpasión Futuro | ¿Cómo funciona el sistema Better Place? Lo vemos en Dinamarca; La autonomía de los eléctricos: rompiendo mitos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos