Compartir
Publicidad

Málaga, "smartcity" para Endesa y Japón

Málaga, "smartcity" para Endesa y Japón
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando oímos hablar de redes eléctricas inteligentes (o smartgrids en inglés), es decir, redes eléctricas donde hay comunicación entre quienes generan, quienes distribuyen y quienes consumen electricidad, y en las que además la electricidad puede fluir en los dos sentidos, parece que es algo lejano y que se está investigando en otros países.

Pero no es así, aquí mismo en España también se están desarrollando experiencias piloto para ponerlas a prueba. Endesa y el Gobierno de Japón colaboran con el proyecto smartcity de Málaga, en el que se aplica una red eléctrica inteligente en un ámbito más global dando como resultado una ciudad inteligente.

En una red inteligente se puede distribuir la energía eléctrica de una manera más eficiente y sostenible, siendo un aspecto muy importante la participación activa del cliente. Para ello la primera piedra consiste en la telegestión de los contadores eléctricos. Poco a poco se irán cambiando todos los contadores de España a los nuevos contadores electrónicos (o telecontadores), y en toda Europa.

Farolas eólicas smartcity Málaga Endesa

La clave es la integración

Para completar una red inteligente también hay que integrar las energías renovables, el almacenamiento de la electricidad y como no, los vehículos eléctricos. Si además queremos tener una ciudad inteligente, entonces habrá que trabajar también en una iluminación urbana más eficiente, y en edificios que consuman menos energía.

Por ejemplo, para tener una iluminación pública más eficiente se puede optar por luminarias alimentadas por energías renovables, como farolas eólicas y farolas solares (un báculo con un pequeño aerogenerador, o un báculo con un panel solar fotovoltaico, respectivamente) y lámparas de bajo consumo de ledes.

Las energías renovables también se pueden integrar con criterio en una ciudad inteligente, se pueden instalar pérgolas solares en los espacios públicos y matar dos pájaros de un tiro: protegerse del sol del sur y dar sombra a quien está dando un paseo, y a la vez aprovechar la energía del sol. Lo mismo en las cubiertas y fachadas de edificios, sean de carácter público, de trabajo o residenciales.

Pérgola solar smartcity Málaga Endesa

Los vehículos eléctricos son un componente más de la red inteligente

Los vehículos eléctricos tienen un papel muy importante para las redes inteligentes, y no solo porque sean más eficientes al consumir menos energía que los vehículos con motor de combustión interna. La gran batería que tiene cada vehículo eléctrico permite acumular energía eléctrica.

Y cuando haya muchos vehículos eléctricos, entonces habrá una capacidad muy grande de acumulación de electricidad. Puede parecer un sinsentido pero aproximadamente el 90% del tiempo nuestro coche está parado, aparcado en nuestro garaje o en la calle, porque no lo estamos usando.

Esto permite integrar mejor las energías renovables, por ejemplo acumulando electricidad generada mediante radiación solar durante el día, para consumirla después por la noche.

Coche eléctrico smartcity Málaga Endesa

Una red inteligente ayuda a optimizar el sistema eléctrico

Como ya os dije en su día, los vehículos eléctricos y una red inteligente, nos permitirían usar mejor nuestro sistema eléctrico. Recargando las baterías de los vehículos eléctricos durante la noche, cuando la demanda de electricidad es muy baja, aprovechamos mejor la capacidad de generación de ciertos sistemas, como por ejemplo las centrales nucleares que hay funcionando en España, que no permiten regulación.

También nos ayudaría a aprovechar mejor los excesos de generación que tiene la eólica muchas noches cuando sopla viento fuerte, que a veces genera tanto que obliga a desconectar de la red algunos parques eólicos porque no se consume toda la electricidad, no se puede exportar más energía a nuestros países vecinos, y no podemos guardarla en ninguna parte (todo lo más en algunos embalses se utiliza el bombeo).

Una red inteligente también permite el V2G (vehicle to grid), en los vehículos eléctricos, es decir transferir electricidad desde las baterías de los coches eléctricos a la red, en esos momentos de mayor demanda.

Nissan LEAF recargando

La comunicación a través de la propia red eléctrica gracias al sistema PLC, y la programación de las recargas y uso de los vehículos, permite que aquellos coches o motos eléctricas que no se vayan a utilizar inmediatamente den parte de la electricidad acumulada en sus baterías.

Con esto además los consumidores tradicionales pueden convertirse en determinados momentos en "productores" de electricidad (más de lo que podían ser ahora). Podrían también tener unos paneles solares fotovoltaicos en su casa, generar electricidad, acumularla en las baterías de su coche y venderla a la red cuando se necesite.

Las posibilidades son múltiples, y se basan en integrar diferentes tecnologías, alternativas y posibilidades. Todo esto permitiría reducir un 20% el consumo de energía, reducir las emisiones de CO₂ y disminuir la dependencia energética del exterior. Por cierto en Barcelona también ha comenzado otro proyecto smartcity, aunque algo diferente.

Renault Fluence Z.E. recargando en una wall box

En Motorpasión Futuro | Endesa y GM fomentarán el vehículo eléctrico, Endesa y Citroën fomentarán el vehículo eléctrico, GM y OnStar: primera prueba de red inteligente

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos