Compartir
Publicidad

Los problemas de Fisker, una cuestión de prisas

Los problemas de Fisker, una cuestión de prisas
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Parece que no hay semana en la que nos despertemos con un nuevo capítulo del culebrón Fisker y sus múltiples problemas, unos problemas que se han visto magnificados en las últimas semanas, donde hemos visto que Fisker ha tenido que sustituir las baterías de todos sus coches.

Pero según se desprende de las declaraciones de un ex-trabajador del fabricante norteamericano, estos problema podrían tener su origen en las prisas con las que la compañía ha lanzado el vehículo al mercado, una urgencia motivada por la necesidad de ponerlo a la venta para poder acceder a los jugosos préstamos del departamento de energía norteamericano.

No es para menos, en total Fisker se jugaba la concesión de 536 millones de dólares, algo más de 400 millones de euros, que servirían además de financiar el Karma, también servirían para el desarrollo de los otros proyectos, como el Fisker Surf y el más esperado, el proyecto Nina, que pretendía poner un modelo asequible en el mercado.

Fisker Karma
Fisker Karma

Pero como las prisas no son buenas consejeras, ahora Fisker se ha visto envuelto en una vorágine informativa donde los problemas de su eléctrico con extensor de autonomía son portada de los medios todas las semanas, a lo que sumamos la congelación de parte de los préstamos concedidos, por las dudas que el proyecto ha suscitado entre las autoridades norteamericanas.

A pesar de todo, Fisker asegura que continuará con su proyecto e incluso si los fondos públicos le son denegados, podrá cumplir con sus compromisos con capital privado, para con ello, cumplir con la titánica labor de poner en marcha un fabricante de coches eléctricos, que ha quedado claro que no es una cuestión precisamente sencilla.

Vía | Carscoop
En Motorpasión Futuro | Fisker Karma, Subida de precios para el Fisker Karma

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos