Compartir
Publicidad

Los frenos: el secreto para tener un buen coche eléctrico

Los frenos: el secreto para tener un buen coche eléctrico
Guardar
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Me ha parecido muy interesante el artículo publicado hace unos días en la publicación norteamericana Plug-in Cars, sobre un detalle de los coches eléctricos que suele pasar desapercibido, pero que tiene más importancia de la que muchos piensan: sus frenos. Brad Berman, su autor, ha podido hablar con ingenieros de Toyota, Tesla, Honda, Ford y BMW para conocer cómo enfoca cada marca el tema.

El tacto del pedal del freno de un coche eléctrico es, en general, diferente al de un coche con motor térmico convencional, pero además, no todos los eléctricos tienen el mismo tacto, ni transmiten las mismas sensaciones al conductor. Las marcas no hablan mucho de ello, pero es una decisión de ingeniería qué sensación nos transmite el pedal al pisarlo, y qué equilibrio entre frenado, retención y regeneración se busca.

Hay coches eléctricos que apenas retienen cuando se levanta el pie del acelerador, siendo preciso pisar el freno, mientras que otros retienen mucho simplemente con esa acción, frenándose por sí solos, sin ni siquiera pisar el pedal del freno. Es el caso del Toyota RAV4 EV, que es uno de los coches eléctricos con más retención del momento junto con los Tesla.

Toyota-Prius-Plug-in

La regeneración puede por tanto “activarse” con el acelerador, al levantar el pie, o con el freno, al pisarlo. Surgen varias preguntas: ¿queremos que el coche tenga un tacto lo más parecido al de un coche convencional, o queremos la máxima capacidad de regeneración? ¿se necesitan diferentes modos o debe ser simplemente el conductor el que dosifique a su gusto la frenada?

Tesla, Toyota y Honda no aclararon gran cosa sobre este tema a Brad Berman. Honda solo le comentó que en el sistema híbrido IMA la sensación de retención y frenado pretende ser familiar a los conductores. Ford y BMW se atrevieron a ir algo más allá y le contaron alguna que otra cosa interesante.

Ford prefiere un tacto familiar y que no haya modos diferentes

Ford, que tiene ya varios años a sus espaldas en lo relativo a frenada regenerativa, gracias a sus varios modelos híbridos, y ahora también modelos eléctricos, cree que los frenos regenerativos por cable son la solución más equilibrada, ya que se obtiene una elevada regeneración y un tacto del pedal claro y no muy extraño para el conductor.

Ford-Fusion-Hybrid

La regeneración en su opinión tiene que estar combinada entre el acelerador y el freno. La regeneración comenzará primero suavemente al levantar el pie del acelerador y después continuará, y aumentará progresivamente, al pisar el freno. Es decir, una sensación lo más parecida a la de un coche con motor de combustión interna.

Con este sistema de Ford se puede capturar hasta el 94% de la energía de frenado en ciudad, casi sin que tengan que actuar los frenos convencionales hidráulicos. Puede transferir a las baterías entre 15 y 20 kW de potencia de recarga. Este sistema, que ya va por la tercera generación, lo utiliza tanto en sus híbridos (como por ejemplo el Ford Fusion Hybrid, muy vendido en los Estados Unidos) como en los nuevos 100% eléctricos (como el Ford Focus electric).

Según Ford, si los conductores perciben un funcionamiento y un tacto de los frenos diferente a lo que están acostumbrados, se quejan. Además si se aumenta más la regeneración, en la realidad tampoco se consiguen tantos beneficios. Creen haber encontrado un equilibrio bastante óptimo.

Ford-Focus-electric

Y tampoco creen en que haya varios modos, seleccionables con un botón, que cambien la cantidad de regeneración. Esto sería lo que en otros modelos se consigue con el modo Eco, que suele hacer que la retención y regeneracion aumente con respecto al modo normal. En varios modelos 100% eléctricos el cambio es además muy notable: en modo normal no se retiene nada al levantar el pie del acelerador, y en modo Eco se nota una gran retención. Es por ejemplo como funciona el Nissan LEAF.

Ford cree que es el conductor el que puede y debe dosificar la retención, la frenada y la regeneración a su gusto, y según su estilo de conducción. Si levanta el pie del acelerador tendrá algo de retención y regeneración, si pisa suavemente el freno tendrá algo más de regeneración y si lo pisa con más fuerza tendrá el máximo de regeneración, sabiendo que pasado un límite, conseguirá el máximo de frenada actuando también los frenos convencionales.

BMW todo lo contrario: modos, regeneración intensa y tacto diferente

BMW en cambio apuesta por una línea muy diferente a la de Ford. Cree que las sensaciones de frenado de los coches eléctricos tienen que ser propias y diferentes a las de los coches convencionales. Apuestan por la conducción con un solo pedal, el acelerador. Al pisarlo se acelera y al levantar el pie se retiene tanto que se frena, sin tener que usar el freno propiamente dicho.

BMW-Serie1-ActiveE-02

En BMW creen que se debe maximizar la sensación de regeneración, pero aún así, para circular por autopista, o para adaptarse a los gustos de los conductores y aumentar la aceptación de estos vehículos, se incorpora un modo navegación (sailing mode), seleccionable por el conductor, con una sensación más parecida a la de un coche de gasolina.

Además de este modo, con menos regeneración y retención que el normal, también habría un modo Eco Pro, con todavía más regeneración y retención, que también modificaría la respuesta del acelerador, reduciendo ligeramente las prestaciones, pero aumentando la autonomía.

El equilibrio entre inercia, o retención y regeneración no se basa tanto en la dosificación de los dos pedales, acelerador y freno (como en Ford), si no en la selección del modo de conducción, normal, navegación o eco pro. Para ello el conductor contaría con la información suministrada por el cuadro de instrumentos, sobre la autonomía restante, y la regeneración obtenida.

Yo he tenido la suerte de conducir el Ford Fusion Hybrid y el Nissan LEAF, y he notado la diferencia. Es algo personal que te guste más una u otra forma de regeneración y retención, y además seguramente uno se termine acostumbrando a la de su coche, pero ¿cuál de las dos opciones preferiríais vosotros?

BMW-Serie1-ActiveE-03

Vía | Plug-in Cars
En Motorpasión Futuro | Freno regenerativo: recuperando energía, Miniprueba del Nissan LEAF en el blogger day

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos