Sigue a Motorpasión Futuro

Chevrolet Volt

Uno de los argumentos a favor del coche eléctrico más difíciles de refutar es cómo se devaluarán los mismos. No es la primera vez que tratamos este tema en Motorpasión Futuro, ya que mi compañero Gonzalo Lara nos habló largo y tendido sobre ello el año pasado.

Lo que sí disponemos ahora es un estudio basado en los primeros datos de mercado en Estados Unidos de la devaluación del Chevrolet Volt y del Nissan Leaf a través del tiempo. Pues bien, estos dos modelos eléctricos se devalúan considerablemente más que un modelo equivalente de combustión.

Pero no os lancéis todavía a comentar furibundos sobre conspiraciones contra el vehículo eléctrico, porque hay matices; empezando por el precio de venta. Por ejemplo, el precio de venta oficial de un Chevrolet Volt en Estados Unidos es de 39.935 dólares (30.318 euros), pero debido a las ayudas a la compra, tanto federales como estatales, el coche puede llegar a costar de inicio hasta 10.000 dólares menos en California, con un precio de 29.935 dólares (22.726 euros).

Nissan Leaf

Evidentemente este hecho se tiene en cuenta en lo que a devaluación del vehículo se refiere, ya que un consumidor bien informado sabe que el coche nuevo no cuesta los casi 40.000 dólares que se anuncia, sino bastante menos, y por ello a la hora de adquirirlo de segunda mano pedirá una reducción partiendo del precio real de venta, incluyendo rebajas fiscales.

De esta manera, aunque los coches eléctricos retengan menos su valor al cabo de 5 años (un 20% de su valor de salida al mercado para el Nissan Leaf por un 30% para el Chevrolet Volt) al ser su coste de adquisición real inferior al precio anunciado por el fabricante, los datos reales se encuentran mucho más cercanos al supuesto de un coche de gasolina, que retendría un 36,6% de su valor de fábrica.

Pero claro, tenemos la experiencia de cómo los híbridos mantienen su valor en el mercado, y estamos viendo como en Estados Unidos el Nissan Leaf del 2011 usado se está vendiendo en un rango de precios de entre 20.000 a 24.000 dólares (15.183 a 18.220 euros), lo que lo sitúa muy cerca de su valor real en el mercado, ya que un modelo nuevo se vende, incluyendo incentivos, en el rango de los 30.000 dólares (22.775 euros).

Chevrolet Volt

Con estos datos en la mano, el Nissan Leaf retiene, después de dos años en el mercado, entre un 61 a un 73 % de su valor, mientras que un Chevrolet Volt mantiene su valor por encima del 74%. Con estos datos en la mano, podemos claramente decir que, al menos en el corto plazo, los coches eléctricos sí que mantienen bien su valía, ya que aunque la demanda es baja, la oferta también lo es.

Esto sumado a la fiabilidad de los componentes del coche eléctrico hace que sea una inversión rentable, ya que no sólo ahorraremos a la hora de utilizarlo, sino que también ganaremos un dinero extra a la hora de venderlo.

Vía | Green Car Reports
en Motorpasión Futuro | Devaluación de los coches eléctricos, ¿Ahorra energía un vehículo eléctrico?

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario