Compartir
Publicidad

Lola-Drayson, un prototipo eléctrico pensado para Le Mans

Lola-Drayson, un prototipo eléctrico pensado para Le Mans
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Drayson Racing Technologies y Lola Group han presentado un apasionante proyecto diseñado para competir en Le Mans,. Bautizado con el interminable nombre de Lola-Drayson B12/69EV, un coche eléctrico pensado para la máxima competición, con el objetivo de llevar a los coches impulsados por electricidad a un nuevo nivel.

Las características de este modelo son impactantes ya que dispone de un poderoso motor eléctrico de 634 kW (865 CV) de potencia máxima, que empujan desde el eje trasero. El encargado de suministrar la electricidad serán tres conjuntos de baterías de litio con un total de 60 kWh de capacidad y 700 voltios, fabricadas por Mavizen usando celdas de A123.

Entre su dotación tecnológica, destaca un sistema de recarga por inducción, desarrollado por los especialistas HaloIPT, que permitirá recargar el coche sin necesidad de conectarlo a una toma, simplemente aparcando encima de su correspondiente emisor. En cuanto al tema del peso, este alcanza la cifra de 1.000 kilos, que supone una penalización respecto a los modelos convencionales de unos 100 kilogramos, algo que puede suponer un lastre muy importante en una carrera.

lola-drayson-b12-69ev-04.jpg

Otro aspecto también muy importante es la aerodinámica, un apartado que ha contado con el trabajo de los especialista de Lola en colaboración con BAE Systems, con amplia experiencia en el mundo de la competición, entre ella, la Formula 1 y en la aplicación de materiales como al fibra de carbono.

Según Nick Baird, jefe de investigación y desarrollo.

La competición eléctrica representa una considerable oportunidad de negocio para el mundo del motor gracias al crecimiento comercial de las carreras ecológicas y la evolución de la tecnología. Con la vista puesta en el lanzamiento de la primera prueba de coches impulsados por electricidad para el 2013 y organizado por la FIA, estamos a la vanguardia de la industria en un momento tan excitante

Aunque esperan que los 850 CV de potencia conviertan al Lola-Drayson B12/69EV en un coche rápido, tanto como los actuales impulsados por motores diésel y gasolina, el problema será la autonomía que a este nivel es de esperar no pueda aguantar tandas de más de 20-30 minutos, tiempo más que suficiente para proporcionar un excelente espectáculo.

Ahora lo que queda por ver es la reacción de los aficionados acostumbrados a los atronadores sonidos de los motores de explosión, y que ahora podrían echar en falta ese ingrediente tan característico en el mundo de la competición.

Vía | Motorpasión F1
Fuente | Drayson Racing
En Motorpasión Futuro | El Formulec EF01 mira al futuro desde Lemans, El Nissan Leaf Nismo RC en Le Mans

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos