Sigue a

Renault ZOE gris exterior 30

El Renault ZOE pretende ser un coche para usar todos los días, que sea útil y práctico, pero sin tampoco demasiados lujos superfluos. A fin de cuentas podríamos decir que es un Clio eléctrico, así que será más bien el segundo coche de la familia. Por tanto sus prestaciones son moderadas, no se pretende tener un coche deportivo.

Desde el primer día sabemos que el Renault ZOE monta un motor eléctrico de 88 CV (65 kW) y 220 Nm de par. Esa es una potencia de lo más normal para un utilitario de segmento B de cuatro metros. Según Renault la aceleración de 0 a 100 km/h es de 13,5 segundos, cifra discreta. No en vano estamos hablando de un coche que sin ser grande, pesa 1.468 kg (290 kg corresponden a las baterías).

Renault ZOE transparente 03

Renault ZOE: 88 CV, sí, pero eléctricos

No es la primera vez que lo digo, y de cada coche eléctrico que pruebo (y estoy intentando probarlos todos) digo siempre lo mismo, parece que tiene más potencia. Y es que aunque los caballos siguen siendo los que son, en las salidas y a velocidades de ciudad es donde se nota mucha alegría, soltura y agilidad.

Un motor eléctrico entrega todo su par motor desde 0 rpm y eso hace que se note mucho empuje desde el primer instante y que el coche corre más de lo esperado. En el Renault ZOE acelerar de 0 a 50 km/h requiere solo 4 segundos. Cuando probé el Renault Fluence Z.E., que tiene un poco más de potencia, 95 CV (es muy poquito más, 7 CV y 6 Nm más de par), pero pesa 137 kg más, no eché en falta potencia en ninguno momento, al menos en un uso normal.

De hecho el Fluence Z.E. tiene una aceleración muy similar, tanto en el 0 a 100 km/h como en el 0 a 50 km/h, a la que tendrá el ZOE. Así que esperamos del Renault ZOE un motor suficiente para conducir por todo tipo de carreteras, solvente y hasta divertido y ágil para conducir por ciudad.

De hecho estoy casi convencido de que muy probablemente uno pueda salir con mucha decisión de los semáforos y rotondas. Y como no hay cambios de marchas, también estoy convencido de que su conducción será suave y muy cómoda (ya os contaré).

Renault ZOE gris exterior 31

210 km de autonomía homologada

La autonomía real de un coche siempre difiere de la homologada, y en un coche eléctrico si cabe más, viéndose afectada por la forma de conducir, por la velocidad, de si consideramos ciudad o autovía, y del uso de la calefacción o del aire acondicionado.

Según el ciclo de homologación europeo NEDC, y aunque las baterías de iones de litio no son especialmente grandes, pues tienen 22 kWh, el Renault ZOE tiene una autonomía media de 210 km, una cifra que está bastante bien, pues por ejemplo un Renault Fluence Z.E. tiene 185 km. Con la estrategia Range OptimiZEr, básicamente mejor frenada regenerativa, bomba de calor y neumáticos de menor consumo, el ZOE consigue ser más eficiente.

Un apunte importante, con las llantas de 17 pulgadas y neumáticos más anchos, de 205, el consumo aumenta, y la autonomía se reduce 15 km. Conviene tenerlo en cuenta. Personalmente creo que con neumático de ancho 185 o 195 es más que suficiente para este coche.

Renault ZOE gris exterior 32

El Fluence Z.E. con un uso por todo tipo de vías, incluso autovía a unos 120-130 km/h, nos dió una autonomía real de unos 125-130 km. Así que creo que podemos esperar del Renault ZOE una autonomía media real de unos 150 o 160 km razonablemente.

Pero al igual que le pasa a todos los coches eléctricos, y poniendo como ejemplo otro que también hemos conducido en varias ocasiones, el Nissan LEAF, la variabilidad también habrá que tenerla en cuenta. En el modelo japonés, en el peor de los casos, en autovía, con mucho frío y un uso intenso de la calefacción, la autonomía se puede resentir hasta solo 80 o 90 km, mientras que por ciudad y sin calefacción ni aire acondicionado se puede llegar a los 200 o 210 km. Con el nuevo Nissan LEAF 2013, seguro que estas cifras son algo mejores.

Así que podemos prever que un Renault ZOE puede bajar a 100 o 110 km de autonomía en el peor de los casos, y quizás pueda llegar a unos 240 km en el mejor.

Para aquellos a los que esto les preocupe mucho, conviene recordar que el Renault ZOE cuenta con un cargador incorporado flexible con potencia de carga variable, desde lenta hasta recarga rápida a 43 kW, que requiere solo una media hora para recargar las baterías.

De nuevo el Renault ZOE, al menos sobre el papel, para uso urbano y periurbano, tiene muy buena pinta y nos gusta.

En Motorpasión Futuro | Lo que esperamos del Renault ZOE (I): maletero

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

14 comentarios