Compartir
Publicidad

Llegan las navidades, carta abierta a Papa Noel

Llegan las navidades, carta abierta a Papa Noel
Guardar
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Desde pequeño he preferido al gordito de rojo antes que a los reyes del oriente, por una razón práctica, los regalos llegan antes y hay más tiempo para jugar, es por eso que desde aquí voy a escribir una carta a Papa Noel con mis deseos para estas navidades, unos deseos marcados por los insoportables precios de los carburantes.

Lo primero de la lista sin lugar a dudas es un coche eléctrico, pero hay que tener cuidado ya que nos puede traer uno de scalextric o un radiocontrol, por eso antes de enviar la misiva a Santa Claus, vamos a hacer una pequeña reflexión de las posibilidades a nuestro alcance.

La oferta es cada vez más interesante, hace un año apenas podría pedir el Think City, pero hoy la lista es más larga y además de cuantitativo, ha dado un salto cualitativo. Citroen C-Zero (y compañía) Nissan Leaf, BYD F3DM, Renault Fluence ZE, Renaut Kangoo ZE, vamos a ver cual se adapta mejor a nuestras necesidades.

La oferta

nissan-leaf-tres-del-650px.jpg

Como digo, la oferta a día de hoy es, a pesar de seguir siendo muy limitada, incomparablemente superior a la de hace un año. La llegada de las grandes marcas se ha dejado notar de forma importante y a los famosos trillizos, Citroen C-Zero, Peugeot iOn y Mitsubishi i-Miev, debemos añadir al fantástico Nissan Leaf, el mediático Renault Fluence ZE, la currante Kangoo ZE y el chino, BYD F3DM, unos modelos que se unen al casi feneciente Think City y al diferente Tazzari Zero.

Como es un regalo, no vamos a mirar precios por lo que nos centraremos en las tanto en sus prestaciones, equipamiento y sobre todo en su utilidad para el día a día, algo que es muy variable de una persona a otra. Lo primero que me viene a la cabeza es el deslumbrante y multipremiado Nissan Leaf, 175 kilómetros de autonomía, ciclo NEDC, un equipamiento en el que no falta de nada y un diseño que personalmente me gusta, incluso esos faros con forma de ojo de pez.

El maletero es un pelín justo, 330 litros,pero suficiente para acomodar la compra de la semana entra, hay que rentabilizar esas horas de tetris. En cuanto a su espacio interior, cumple de sobras gracias a sus cinco plazas. El problema es que el uso será fundamentalmente urbano y sus 4,44 metros de largo no nos facilitan demasiado el encontrar un lugar donde aparcar.

fluence-ze.jpg

En este aspecto el Renault Fluence ZE también peca del mismo problema, incluso lo maximiza ya que además de ser más largo que el Leaf, 4,75 metros, su maletero es más pequeño, 317 litros. Además otro pero del Fluence es que no es compatible con las recargas rápidas, un elemento más psicológico que otra cosa, pero importante.

Entonces nos quedan los trillizos, Citroën C-Zero/Peugeot iOn/Mitsubishi i-Miev los tres pequeños eléctricos nacidos del acuerdo entre su creador Mitsubishi, y el grupo PSA, que a falta de tecnología propia, han comprado la de los japoneses para salir del paso. Su tamaño se adapta como anillo al dedo, 3,47 metros de largo, que hace de la operación de aparcar un problema menor. El espacio interior es más reducido que en los anteriores, pero sus cuatro plazas se muestran más que suficientes para la ocupación habitual que suele ser de uno o dos ocupantes máximo.

Su maletero, 166 litros, apenas dará para unas pocas bolsas, pero siempre podemos dar uso a esas infrautilizadas plazas traseras y acomodar la parte de la compra que no logremos encajar. Sus prestaciones, pues como su uso será urbano, los 130 km/h son mucho más que suficientes, y su autonomía, oficialmente 150 kilómetros, lo mismo.

029.jpg

Además gracias a la posibilidad de las recargas rápidas, siempre podremos acudir a uno de los pocos puntos existentes, como el de mi ciudad, y en cuestión de 20 minutos, tiempo para dar un repaso a los blog de Weblogs, tendremos de nuevo el 80% de nuestra batería recargada.

Pero claro, si hablamos de un coche para la ciudad, pequeño y manejable, también tenemos al más revolucionario de todos, el Renault Twizy, que con sus 2,32 metros de largo y sobre todo los 1,19 metros de ancho, lo convierten en el más indicado para esta tarea. Las prestaciones son muy justas, 80 km/h y una cifra de autonomía realmente optimista, 100 kilómetros con cada carga.

El problema es que de momento no hay una oferta de carrocería totalmente cerrada, fundamental en zonas de mal clima, algo que esperamos que Renault soluciones antes de su llegada prevista para marzo del 2012. Otro inconveniente es la ausencia de zona de carga, ya que su ínfimo maletero apenas da para una o dos bolsas, por lo que tendríamos que hacer la compra a plazos.

renault-twizzy-04.jpg

Por lo tanto, aunque a Papa Noel le sorprenda algo la petición, me decantaría por uno de los gemelos, Citroën C-Zero/Peugeot iOn/Mitsubishi i-Miev como regalo, ya que a pesar de que en un principio tanto el Leaf, como el Fluence pueden deslumbrar por su apariencia como coches de verdad, la limitación de la autonomía hace que su hábitat natural sea la ciudad, y ahí los pequeños se muestran de largo los más completos.

¿Cuales serán vuestros deseos?

En Motorpasión Futuro | Mitsubishi i-MiEV, Citroën C-Zero y Peugeot iOn, Renault Fluence Z.E., presentación y prueba en Lisboa, Primer aniversario del Nissan Leaf

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos