Síguenos

Mitsubishi i-MiEV gris plata

Se suele decir que pasa en las mejores familias, y que las marcas prefieren curarse en salud, ser transparentes, y prevenir antes que lamentar. El utilitario eléctrico Mitsubishi i-MiEV, de 3,47 m de largo y 67 CV, ha sido llamado a revisión por un problema leve de frenos. Según parece algunas unidades han montado una bomba eléctrica defectuosa, encargada de alimentar con aire a presión el servofreno.

El efecto de este fallo es que el freno se puede quedar sin asistencia y el pedal se pone muy duro, siendo más incómodo de accionar, teniendo que hacer más fuerza o incluso viéndose mermada ligeramente la capacidad de los frenos, alargándose la distancia de frenado.

Hay 14.700 unidades del i-MiEV que pueden estar afectadas repartidas por el mundo, aproximadamente la mitad de los Mitsubishi i-MiEV que se han vendido hasta el momento, que incluye también a sus hermanos Peugeot iOn y Citroën C-Zero, pues son en el fondo el mismo coche, y se fabrican todos en la misma factoría en Japón.

Las marcas se pondrá en contacto con los propietarios para informarles. Estos deberán pasarse por un taller oficial y se revisará y sustituirá el componente defectuoso gratuitamente. Esta es la segunda llamada a revisión del i-MiEV, la primera fue el año pasado por un problema con los sensores de los airbags.

Vía | Plug-in Cars
En Motorpasión Futuro | El Mitsubishi i-MiEV llamado a revisión por problemas con el airbag

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario