Compartir
Publicidad

Las baterías no fueron la causa del incendio del BYD e6

Las baterías no fueron la causa del incendio del BYD e6
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A finales de mayo, Gonzalo Lara nos traía la trágica historia del accidente entre un Nissan GT-R y un taxi eléctrico BYD e6 en la ciudad china de Shenzhen. En un principio se culpó al BYD como causante del incendio; pero el atestado final del accidente indica que fue el japonés el causante del incendio.

El daño por fuego detectado en las baterías es de tipo secundario, es decir, las baterías no explotaron, simplemente se incendiaron una vez que el fuego se traspasó a través del combustible derramado por el GT-R. Además, sólo el 25% de las baterías resultaron dañadas, quedando el resto totalmente libres de daño.

Por su parte, los fallecidos perecieron en el acto, y es que hay casos que la velocidad realmente mata. El Nissan GT-R se empotró contra el BYD e6 a una velocidad alrededor de 180 km/h, ¡y esto después de haber frenado! Una vez más la combinación de alcohol y velocidad excesiva nos dan un accidente mortal.

BYD e6 Taxi
Los BYD e6 se utilizan como taxi en la ciudad china de Shenzhen

Pero volviendo al BYD, con estas pruebas queda demostrada la seguridad de los componentes eléctricos del coche, el incendio fue por culpa de la gasolina del GT-R, ni más ni menos. Y es que tener miedo de unas baterías y no de uno de los líquidos más inflamables jamás creados es un poco un contrasentido.

Según declaraciones de la marca a Reuters, la estructura de la célula de baterías tenía daños considerables con serios daños en compresión, incluso de algunas celdas. Estas celdas no explotaron, pero el fuego se inició por un arco eléctrico que prendió el combustible derramado por el Nissan GT-R. Esto no dice que el BYD sea inseguro, un impacto a 180 km/h es lo más parecido a que nos caiga un yunque en la cabeza.

Esta investigación del accidente ayuda de paso a mejorar la maltrecha reputación de BYD, que vio como sus acciones se desplomaban el día después del accidente. Con esta investigación volvemos a la conclusión inicial, un coche eléctrico es tan seguro o más que uno de combustión; siempre y cuando estén diseñados de manera equivalente.

Y como extra, para que veamos las dimensiones de lo que es un choque a esas velocidades, un video de Fifth Gear en el que estampan un Focus a 200 km/h

Fuente | Reuters En Motorpasión Futuro | Se incendia un BYD e6 eléctrico tras sufrir un accidente en China

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos