Compartir
Publicidad

La vuelta récord a Nürburgring del nuevo Audi R8 e-tron

La vuelta récord a Nürburgring del nuevo Audi R8 e-tron
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tal y como os contamos a finales de junio Audi marcó un nuevo récord con el Audi R8 e-tron como el coche eléctrico de producción más rápido en completar una vuelta al circuito de Nürburgring Nordschleife, empleando 8:09,99 minutos para recorrer los 20,8 km de la pista, y siendo pilotado por Markus Winkelhock.

Hoy además de traeros el vídeo de la vuelta, en el que podéis verla en múltiples ángulos, desde dentro, desde fuera y hasta en visión subjetiva, o explicamos que tenía de nuevo el Audi R8 e-tron que consiguió el récord, ya que no solo es nuevo su diseño exterior, también es nuevo por dentro. Para empezar no cuenta con cuatro motores, ni con tracción a las cuatro ruedas como contaba el primer Audi R8 e-tron.

Ahora solo tiene dos motores, pero estos son aún más potentes: entre los dos el nuevo R8 e-tron tiene 381 CV (280 kW) y 820 Nm de par, mientras que el anterior e-tron tenía 313 CV. Es solo de propulsión trasera y acelera de 0 a 100 km/h en 4,6 segundos, dos décimas más rápido que antes.

Las baterías de iones de litio son algo más pequeñas que antes, ahora tienen 49 kWh de capacidad, cuando antes eran 53 kWh. Tienen forma de T y están dispuestas en el túnel central y detrás de los asientos. El nuevo R8 e-tron pesa 1.780 kg y tiene una autonomía de unos 215 km.

La única variación de este Audi R8 e-tron con respecto a cualquier otro de los que se venderán a finales de este año, después de que se presente en septiembre en el Salón del automóvil de París, es que la velocidad máxima en lugar de estar limitada a 200 km/h, estaba limitada a 250 km/h.

Hay quien opina que de no ser por esta limitación, pensada para no descargar excesivamente rápido las baterías, el Audi R8 e-tron podría haber arañado algunos segundos más de tiempo, por haber podido alcanzar algo más de velocidad en las rectas.

Según el piloto, el centro de gravedad muy bajo, y la equilibrada distribución de pesos (las baterías están lo más bajas posibles y centradas entre los dos ejes), ayudaban mucho a la conducción y comportamiento del coche. El elevado par motor le resultó bastante sorprendente y hacía que el coche se enfrentara a las pendientes cuesta con total decisión.

Nota: Gracias a Alfonso por la pista.

Vídeo | YouTube En Motorpasión Futuro | El Audi R8 e-tron supera el récord de velocidad en Nürburgring con un eléctrico de producción

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos