Compartir
Publicidad

La recarga inalámbrica sobrevive a los nuevos tiempos, pero, ¿se terminará imponiendo?

La recarga inalámbrica sobrevive a los nuevos tiempos, pero, ¿se terminará imponiendo?
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Estos días hemos podido ver a propósito del Salón de París como algunos fabricantes siguen apostando por los sistemas de recarga inalámbrica para coches eléctricos. Los proveedores de este tipo de tecnología comentan que están notando un creciente interés por parte de la industria de la automoción, y a vez, algunos analistas y nosotros mismos nos preguntamos si esos renovados esfuerzos serán suficiente como para superar los inconvenientes de este tipo de carga.

Y es que podemos leer de nuevo esa comparativa a modo de ambición entre los actuales puntos de conexión Wifi, ya masificados, y el futuro de la recarga inalámbrica. Ven una penetración de estos sistemas en el ámbito público en un plazo no demasiado largo.

Entre los fabricante más volcados con la tecnología encontramos a Nissan, a BMW y a Daimler. Los primeros anunciaban a principios de año un nuevo sistema para este mismo 2016; mientras, los alemanes desarrollan desde hace tiempo y en conjunto sus planes. El resultado de este trabajo en común lo estrenará el año que viene el Mercedes-Benz S500e plug-in. BMW también está haciendo lo propio con la serie i, pero no es seguro si veremos una aplicación comercial pronto. Antes de todo esto, pudimos ver cómo Evatran y Bosch lanzaba al mercado su puesto de recarga inalámbrica para el Chevrolet Volt y el Nissan LEAF.

Bmw Recarga Inalambrica

Recarga inalámbrica, ¿una necesidad real?

Y con todo, el éxito de esta tecnología se nos antoja complicado. Proveedores y fabricantes hablan de 2020 como el año en que se popularizará, mientras, desde la consultora Navigant Research vuelven sobre la cuestión que siempre ha perseguido a la recarga inalámbrica: ¿es realmente necesaria?.

La movilidad eléctrica, ya de por sí, lucha por abrirse camino en el mercado a base de vislumbrar modelos más asequibles que borren el estereotipo de "capricho ecologista". Los sistemas de recarga inalámbricos tendrán aún más complicado quitarse esa etiqueta. Y es que como en Navigant Research apunta, para la mayoría de la gente enchufar el coche no es o será tan complicado, y aunque lo inalámbrico es cómodo, no es en realidad una necesidad.

Por tanto y pese al optimismo comentado, la recarga inalámbrica parece que seguirá condenada a determinados nichos donde se demuestre especialmente útil, como la recarga de autobuses eléctricos, la Fórmula-E o para aquellos que puedan permitírsela.

Vía | Hybrid Cars

En Motorpasión Futuro | Evatran compatibiliza su sistema de recarga inalámbrica para el Tesla Model S

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos