Compartir
Publicidad

Mientras la gasolina se pone por las nubes, resulta que dos Chevrolet Volt en casa dan la felicidad

Mientras la gasolina se pone por las nubes, resulta que dos Chevrolet Volt en casa dan la felicidad
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hay quien piensa en los eléctricos como coches de esos que si algún día entran en casa será para ocupar una segunda posición en el ranking de la movilidad familiar, no vaya a ser que fallen o se queden tirados por el camino. Es natural. Ya se sabe que el recelo y la falta de costumbre son potentes motores para la fabricación de excusas con las que resistirse al cambio.

En Estados Unidos, con el auge del precio de la gasolina que están viviendo, una pesadilla que no habrían sospechado ni en el más freddykruegeriano de sus sueños, los razonamientos están cambiando a marchas forzadas en algunos hogares. Con un precio que aumenta en 10 centavos por galón en lo que dura un directo de las noticias, ya hay quien mira la gasolina con enfado primero y con temor después.

Y hay quien aprovecha la ocasión con gran sentido de la oportunidad. Llegados a este punto, hablemos de John y Sue Reason, un feliz matrimonio del estado de Nueva York que, cosas de la vida, tienen un eléctrico de autonomía extendida para cada uno. Y los dos coches son Chevrolet Volt. Claro, que es General Motors quien nos cuenta la historia, así que ese detalle quizá tenga algo que ver.

También nos hablan de Riad y Dorothy Kassar, a quienes incluso nos presentan en un bonito vídeo que muestra lo útil que es la tecnología aplicada al ahorro energético. Sabemos muchas cosas de ellos y se su felicidad, y cuentan que cargan el coche en el garaje y que se lo intercambian cuando conviene, y aderezan su cuento de hadas con una chocante anécdota que sucedió al poco de estrenar coche.

La cosa es como sigue. Riad tenía la costumbre de alquilar una película cada jueves, cuando paraba a repostar al volver del trabajo. La primera semana de llevar el Volt, se olvidó de la película… ¡porque no tuvo que repostar! Veámoslos en acción:

En fin… Tal y como explicaba anteayer Javier Costas en Motorpasión al hablar del subidón de precios de la gasolina, las cosas tienen que estar pintando muy mal en Estados Unidos. Pongámonos en su piel… y tomemos buena nota, por si pronto nos toca ver algo parecido en nuestros barrios.

Y por la parte que le toca a General Motors, pues eso, que quizá con toda esta situación, las campañas y demás, se recuperen un poco del susto que llevan encima con una de las más interesantes propuestas eléctricas que hay sobre la mesa ahora mismo en su tierra. De momento, la compañía ha ralentizado la producción debido a su escaso nivel de ventas.

Fuente | General Motors, The Wall Street Journal
En Motorpasión Futuro | Estados Unidos le da la espalda al Chevrolet Volt
En Motorpasión | La gasolina sube en Estados Unidos como la espuma

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos