Compartir
Publicidad

Halo IPT: la recarga inalámbrica pionera (también se atreve con la competición)

Halo IPT: la recarga inalámbrica pionera (también se atreve con la competición)
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Esta semana os he hablado un par de veces sobre recarga inalámbrica, sobre un proyecto de investigación de la Universidad de Utah para utilizar recarga inalámbrica en las carreteras, y sobre el sistema domético de Plugless Power que está ya a prueba. Ambos en los Estados Unidos.

Sin embargo en el Reino Unido y en Nueva Zelanda también están muy interesados en este tipo de recarga para vehículos eléctricos, y ya tienen un sistema tanto o más avanzado que los americanos. Halo IPT se considera la marca pionera en este ámbito. Fue creada por Auckland UniServices (que no es otra cosa más que la compañía creada por la Universidad de Auckland para comercializar sus inventos y creaciones) y la consultora de ingeniería británica Arup.

Las siglas IPT responden a Inductive Power Transfer (o sea transferencia de energía inductiva). Una almohadilla base colocada en el suelo contiene una bobina, al hacer pasar corriente eléctrica por esta, a una determinada frecuencia, se crea un campo electromagnético que llega hasta la almohadilla colocada en la parte inferior del coche.

HaloIPT-3

En la almohadilla receptora de la parte inferior del coche también hay una bobina, en la que se induce la corriente eléctrica con el campo electromagnético que incide sobre ella. Esta es la corriente con la que se recargará la batería. En principio el sistema Halo IPT permite saltos de hasta 40 cm (aunque no se especifica cómo varía la eficiencia del salto con la distancia, pero por los datos aportados es en el mejor de los casos un 94%).

La almohadilla del coche incorpora un blindaje magnético para que los niveles del campo eléctromagnético que puedan afectar a la electrónica del coche o a las personas, se encuentren por debajo de unos límites de referencia internacionales. Los circuitos de acoplamiento están sintonizados a través de la adición de condensadores de compensación.

HaloIPT-esquema

La almohadilla generadora, la que se coloca en el suelo, funciona igualmente con lluvia o cubierta con algo de nieve, polvo o arena, e independientemente de la temperatura. El inicio y la parada de la recarga es automático, y no requiere que la almohadilla base y la almohadilla receptora estén perfectamente alineadas.

La potencia de salida con la que se puede recargar las baterías del coche es de 3 kW (aunque también hay un sistema de 7 kW). Todos los factores del sistema de recarga pueden ser personalizados a demanda del cliente, como la potencia (por ejemplo para conseguir recarga rápida).

Drayson-Racing-1

También han desarrollado sistemas de recarga inalámbrica IPT de 60 kW para autobuses urbanos. Más de 20 autobuses eléctricos en Turín y Génova (Italia) llevan probando este sistema desde hace diez años, para recargar sus baterías en las paradas de la línea.

Junto con Drayson Racing Technologies (ingeniería y escudería británica) van a poner a prueba la recarga inalámbrica dinámica (en movimiento) de coches eléctricos de competición, que irán equipados con la unidad receptora IPT y podrán recargar sus baterías en el propio trazado del circuito. La primera interrogante es si el sistema funcionará a velocidades de hasta 320 km/h (y tienen intención de comprobarlo).

En este vídeo podéis ver cómo se imaginan el futuro en Halo IPT.

Más información | Halo IPT
Vídeo | YouTube
En Motorpasión Futuro | Recarga inalámbrica en la carretera, Recargar tu eléctrico sin cables, la lucha por adelantar el futuro

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos