Compartir
Publicidad

General Motors y On Star: primera prueba de red inteligente

General Motors y On Star: primera prueba de red inteligente
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Alguna que otra vez os hemos hablado de las redes eléctricas inteligentes (smart grids), y de la integración de los vehículos eléctricos en ellas. Es decir redes en las que la energía fluye desde la red hacia los consumidores, o desde los consumidores hacia la red (lo que también se viene a llamar V2G o Vehicle To Grid).

Es decir, en condiciones normales un coche eléctrico enchufado a la red eléctrica consumirá energía y recargará sus baterías, pero, según las necesidades, el operador de la red podría decidir disminuir la potencia de la recarga (y ralentizarla) o incluso pararla. Y en casos de gran demanda, recuperar electricidad acumulada en las baterías de los coches eléctricos.

Pues bien, General Motors y On Star serán los primeros en probarlo en Estados Unidos dentro de una experiencia piloto. Y además, por el momento, On Star será el único proveedor de servicios telemáticos en crear un sistema de comunicación inalámbrica entre el coche y la red eléctrica (Advanced Telematics Operations Management System, ATOMS).

GM-OnStar-1

El sistema sería similar al que está poniendo en marcha Toyota en Japón, con sus cargadores G-Station, que también se conectan a internet, y permiten acceder remotamente a la recarga del vehículo eléctrico.

Cientos de empleados de las compañías en norteamérica probarán el sistema en sus propias casas, durante tres meses, con unidades de alquiler leasing del Chevrolet Volt (gemelo del Opel Ampera). Uno de los objetivos es programar la recarga en las horas de menor demanda del sistema eléctrico, así como hacer esta más eficiente, y que suponga menor coste para el usuario.

Con el permiso de los conductores, el sistema registrará (inalámbricamente) dónde y cuando se recarga el coche (fuera o dentro de casa) así como qué cantidad de electricidad y qué coste tiene cada recarga. Así se verá cómo se puede mejorar la infraestructura de recarga (por ejemplo sugiriendo más puntos de recarga, según las distancias que se puedan cubrir con la autonomía de los coches).

Además se intentará optimizar la recarga, por ejemplo, sabiendo que en el uso diario el coche puede ir y volver a casa, sugerirá no recargarlo por el día en un punto de recarga público, más caro, y recargarlo completamente por la noche, en casa, a precio reducido (lo que además significa trasladar la recarga a las horas del día con menor demanda para el sistema eléctrico).

Veremos cuáles son los resultados de la prueba. Tengo curiosidad por saber cuántas pegas encuentra el sistema en la infraestructura de recarga de vehículos eléctricos. En España, con lo poco que estamos avanzando, me temo que tendremos que esperar un poco todavía.

Fuente | General Motors En Motorpasión Futuro | G-Station: cargador de Toyota para redes inteligentes, ¿Podría el sistema eléctrico español con muchos vehículos eléctricos?, Dinamarca pondrá a prueba la tecnología Nuvve V2G: electricidad del coche a la red

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos