Compartir
Publicidad

Eléctrico contra diésel, comparativa a largo plazo

Eléctrico contra diésel, comparativa a largo plazo
Guardar
31 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Siempre que hablamos de un coche eléctrico surge el tema del precio, unas cifras que a simple vista son muy elevadas si comparamos a los actuales modelos con equivalente con motor de combustión, que basándose en una producción en escala, han logrado abaratar los coste hasta niveles realmente bajos.

Pero la cuestión es ¿es tan caro un eléctrico? pues para saberlo podemos echar mano de un excelente artículo que podéis encontrar en Motorpasión, donde nuestro compañero Morrillu ha llevado al detalle todos los gastos de su Honda Civic diésel, unos gastos que revelan que la compra de un coche de este tipo, es el primero de una larga serie de gastos.

Es por eso que vamos a comparar estas cifras con las que obtendríamos después de cinco años de conducción con un modelo eléctrico de similar segmento, obviando las evidentes limitaciones de un eléctrico, como es la limitada autonomía, y seleccionando un modelo con prácticamente el mismo coste inicial.

03.jpg

En primer lugar encontramos al Nissan Leaf, con 80 kW de potencia (109 CV) y un equipamiento muy superior al Honda, ya que además de navegador integrado y cámara trasera, el Nissan dispone de acceso y arranque sin llave, faros LED...y todo con un precio final de 29.950 euros.

El Honda Civic 2.2 i-CTDI de Morrillu, dispone de un motor diésel de 140 CV, con cambio manual, y el pack más alto, Executive, un completo equipamiento donde debemos pagar a parte elementos como los asientos de piel o la pintura metalizada. Sin contar con estos, el Civic ha supuesto un desembolso de 29.200 euros.

Según los datos facilitados por Morrillu, el Civic, después de cinco años y 168.501 kilómetros, ha consumido un total de 10.216 litros de combustible, que han supuesto un desembolso de 11.300 euros y la emisión directa de casi 27 toneladas de dióxido de carbono a la atmósfera.

014.jpg

A esto debemos sumar los costes de mantenimiento, que ha supuesto desembolsar 2.146,26 euros en revisiones y 2.472,96 euros en piezas de desgaste, algo de lo que un eléctrico está exento durante su vida útil.

También recordamos que los eléctricos disfrutan de la exención del pago del impuesto de matriculación y además de una bonificación del 75% del IVTM, una tasa que ha supuesto un desembolso después de cinco años de 586,10 euros para el propietario del Honda.

Por supuesto, estamos hablando de unos gastos donde el propietario del Honda no ha tenido ningún contratiempo mecánico, lo que supondría aumentar de forma significativa el apartado de gastos del Civic ya que no es para nada extraño tener que sustituir, por ejemplo, la bomba del embrague, una avería muy habitual a partir de los 50.000 kilómetros.

041.jpg

En total, el mantenimiento mecánico del Civic ha supuesto un gasto total de 4.619,22 euros, a los que debemos sumar los 586,10 del impuesto y por supuesto, los 11.300 euros del combustible, lo que suma un total de 16.505,32 euros, más los 29.200 euros de la adquisición supone que después de cinco años Morrillu ha “invertido” un total de 45.705 euros en su coche.

Por su parte el Leaf solamente necesitará su correspondiente recarga, ya que daremos por supuesto una ausencia total de averías, algo de lo que tiene muchas más posibilidades por la extrema sencillez mecánica de un coche eléctrico respecto a un complicado motor diésel.

Para realizar el cálculo podemos hacer una media del precio del kWh, siendo su costo más económico en las horas valle de 0,055 euros, y la más costosa durante el día con un precio de 0,16 euros, por lo que teniendo en cuenta que alguna vez cargaremos fuera de nuestras vivienda le pondremos un precio de unos 10 céntimos el kWh.

021.jpg

Esto supone que después de los 168.501 kilómetros recorridos en esta comparativa, si tenemos en cuenta un consumo medio del Leaf de unos 15 kWh cada 100 kilómetros, esto supondrá un gasto después de cinco años de uso de unos 25.275 kWh, lo que supone un total de 2.527 euros.

Si tenemos en cuenta la ausencia de mantenimiento mecánico y los 29.950 euros del coste de adquisición, el Nissan Leaf habrá supuesto un desembolso de 32.477 euros, lo que supone un ahorro de 13.228 euros después de cinco años respecto al Civic.

Por supuesto hay variables que no se han tenido en cuenta, como por ejemplo, si en el coste del mantenimiento del Honda, están incluidas las pastillas de freno, ni las variaciones del coste de los carburantes y la electricidad durante el tiempo de la prueba.

En definitiva, que el coche es uno de los principales gastos de una persona es algo que todos sabemos desde siempre, pero lo que muchos nunca se han parado a pensar es la cantidad tan importante a largo plazo que supone tener un coche para nuestra economía, algo para lo que los eléctricos, siendo conscientes de sus limitaciones, han llegado para ofrecernos una alternativa.

Por eso, después de todos estos datos volvemos a repetir la pregunta ¿son caros los coches eléctricos?

En Motorpasión | Honda Civic 2.2 i-CTDi con 168.501 km, un caso real
En Motorpasión Futuro | Nissan LEAF, Top 10 de los coches innovadores, Eléctrico VS Diésel: Nissan LEAF frente a Volkswagen Golf

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos