Sigue a Motorpasión Futuro

ECOmove QBeak 01

El ECOmove QBeak es un pequeño y ligero coche eléctrico danés, de plazas configurables a gusto del cliente. Mide solo 3,0 m de largo, 1,75 m de ancho y 1,63 m de alto, y se puede pedir con una plaza (solo conductor) o con hasta seis plazas, tres y tres en cada fila, que se pueden quitar y poner.

Sin contar con las baterías pesa en vacío solo 425 kg, gracias a su construcción con materiales muy ligeros. Las baterías son de iones de litio y lleva entre uno y seis módulos de 4,7 kWh cada uno. Así que en total puede tener hasta 28,2 kWh de capacidad de batería. Esto le permite tener una autonomía de hasta 300 km en ciudad.

Conviene recordar que son unas baterías bastante grandes para un utilitario, donde el Mitsubishi i-MiEV lleva 16 kWh, el Renault ZOE lleva 22 kWh, y el Think City 24 kWh. Pero como son modulares, cada cliente podría pedir su coche con el tamaño de baterías que mejor se adaptase a sus necesidades.

ECOmove QBeak 02

ECOmove QBeak: 96 CV con dos motores en rueda

El QBeak lleva dos motores eléctricos integrados en la ruedas delanteras, de 35,4 kWh cada uno, o sea que el coche tiene en total 96 CV (70,8 kW). La velocidad máxima está limitada a 120 km/h.

La carrocería es independiente del bastidor, y está realizada en piezas plásticas que se pueden intercambiar con facilidad, incluso si el propietario quiere cambiar de color su coche (al estilo Smart). Tiene dos puertas correderas, portón trasero y techo panorámico de resina.

El bastidor está realizado en ARPRO, un tipo de plástico de alta resistencia, tiene un doble fondo para alojar los módulos de las baterías, quedando un suelo para el habitáculo totalmente plano. Como los asientos se pueden quitar y poner a gusto del propietario (sobre tres raíles que hay en suelo), el coche se puede utilizar de muy diferentes maneras: desde ir solo el conductor y tener espacio para carga, a llevar seis personas en solo tres metros de coche. Suena que será muy versátil para la ciudad

ECOmove QBeak 03

El fabricante ya admite reservas en su página web y espera poder entregar las primeras unidades a finales de año. Aunque no he encontrado el precio en su web, dice que no será caro, e incluso afirma que será el coche eléctrico más asequible del mercado. (Oficialmente no hay nada más, pero he leído un rumor, pero solo es un rumor, de que podría estar en torno a los 15.000 euros, habrá que verlo).

La novedad: célula de combustible de biometanol

Si este coche eléctrico ya es bastante novedoso tal cual, acaban de anunciar una novedad más muy interesante: también podrá ser un coche eléctrico de autonomía extendida gracias a una pila, o célula, de combustible de biometanol, que generará eléctricidad a bordo con la que recargar las baterías.

Esto vendrá un poco más adelante, pues todavía tiene que ponerse a prueba, dentro del proyecto MecC (Modular energy carrier Concept) en el que participan Ecomove, Serenergy e Insero-E-Mobility. La pila de combustible de baja presión y refrigerada por aire, empleará una membrana de electrolito de polímero de alta temperatura (HTPEM) fabricada por Serenergy.

ECOmove QBeak 04

Por cierto, el calor residual generado en la pila de combustible se aprovecha para la calefacción del habitáculo en invierno, ahorrando energía de las baterías, obteniendo una eficiencia combinada por encima del 80%.

El ECOmove QBeak de pila de combustible llevaría por tanto también un pequeño depósito de carburante, en el doble fondo del bastidor, que se rellenaría de biometanol, que haría las veces de (carrier) portador de energía. El repostaje se puede hacer en unos tres minutos y daría para tener una autonomía total de hasta 800 km (500 km más que en la versión solo eléctrica).

El biometanol es un tipo de alcohol, que se puede emplear como biocarburante, bastante similar al bioetanol o al biobutanol. Y si es bio es porque es el metanol obtenido a partir de materia vegetal, pero no necesariamente de cultivos agrícolas, sino también de desechos como biomasa.

La ventaja del biometanol con respecto a por ejemplo el hidrógeno es el inferior coste de fabricación del coche y la mayor facilidad para adaptar las estaciones de servicio actuales para que tuvieran también un surtidor de biometanol, menos exigente y menos costoso que un surtidor de hidrógeno (que es muy volátil y necesita ser comprimido para que esté en estado líquido).

Vía | The Charging Point
Más información | ECOmove
Vídeo | YouTube
En Motorpasión Futuro | Un nuevo biocarburante: biobutanol

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

11 comentarios