Compartir
Publicidad

Drenar la energía de las baterías: la solución para evitar un incendio en las baterías de un coche accidentado

Drenar la energía de las baterías: la solución para evitar un incendio en las baterías de un coche accidentado
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En mayo de este año la NHTSA (National Highway Traffic Safety Administration), organismo norteamericano de seguridad de las carreteras y automóviles, realizó pruebas de choque (crash tests) a varias unidades del turismo eléctrico de autonomía extendida Chevrolet Volt, en sus instalaciones de Wisconsin, obteniendo el coche una puntuación final de cinco estrellas.

Una de las unidades se sometió a la prueba del choque lateral contra un poste y posterior vuelco (de acuerdo a los estándares de NCAP). Este hecho rompió el empaquetado de las baterías del Chevrolet Volt, pero no se procedió a tomar ninguna medida adicional. La unidad se almacenó en el depósito de la instalación como es habitual, junto a otros vehículos siniestrados.

Tres semanas después de la prueba de choque las baterías de este Chevrolet Volt se incendiaron. Os los contaron los compañeros de Motorpasión. La NHTSA abrió una investigación y la propia General Motors también. Hoy GM ha hecho público un comunicado internacional de prensa donde se da una explicación a tal hecho, con los resultados preliminares de las investigaciones.

Chevy-Volt-Choque-Lateral-Poste

Los ingenieros senior de General Motors han estado trabajando conjuntamente con los de la NHTSA en la investigación para aclarar este incendio. Aunque todavía no ha finalizado la investigación, GM, de la mano de Mark Reuss, presidente de GM Norteamérica y Mary Barra, vicepresidente de desarrollo global de producto, ha adelantado que el incendio se ha debido probablemente a la energía eléctrica que permanecía en las baterías.

GM y la NHTSA han estado realizando pruebas en laboratorio sobre paquetes de baterías de Volt, simulando las condiciones de las pruebas de choque, para reproducir (si se reproduce) el incendio. Todo apunta a que el riesgo de incendio en el momento del choque es casi despreciable, y que de producirse un incendio, este aparecería después de varios días.

Los ingenieros de General Motors consideran que el riesgo es análogo al de un depósito de gasolina roto, que todavía conserva parte del combustible después de un choque severo. Como solución para evitar un incendio proponen drenar la energía eléctrica de las baterías, es decir, descargarlas por completo.

Chevy-Volt-Battery-Pack

General Motors se pondrá en contacto con todos los clientes

Ese procedimiento de descarga se transmitirá a los talleres para que lo conozcan en caso de que deban trabajar sobre un Chevrolet Volt, o cualquier otro coche eléctrico, que sufra un choque grave que rompa el empaquetado de las baterías.

En condiciones normales General Motors insiste en la seguridad de las baterías de los coches eléctricos y el bajo riesgo de incendio de los mismos. Además en caso de producirse, la propagación del mismo es más lenta que en un coche de gasolina y puede extinguirse con más facilidad.

GM se pondrá en contacto por carta con todos los clientes con un Chevrolet Volt y les comunicará estos resultados parciales de las investigaciones y les ofrecerá una solución de tranquilidad. Mientras no finalice del todo la investigación, los propietarios de un Volt que alberguen dudas o reticencias sobre su seguridad, dispondrán de un vehículo sustitutivo equivalente de GM sin coste alguno.

Chevrolet-Volt-tras-02

Más información | NHTSA
En Motorpasión | La NHTSA investiga el incendio de un Chevrolet Volt
En Motorpasión Futuro | Opel Ampera (Chevrolet Volt): cinco estrellas Euro NCAP

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos