Sigue a

Chevrolet_Volt_124

Comprar un coche nuevo es de las decisiones más estúpidas (económicamente hablando) que solemos tomar. Los coches son un bien que se devaluan rapidísimamente. Según cruzamos la salida del concesionario con nuestro coche nuevo ya está perdiendo valor.

Un aspecto importante es que no todos los coches se devaluan igual, hay marcas que pierden valor antes y hay marcas que aguantan mejor el paso del tiempo en este aspecto. También pasa lo mismo con las mecánicas y es que un diésel suele tener un mejor valor de reventa.

Ahora bien, ¿que pasa con las nuevas tecnologías? como afecta la devaluación a un coche híbrido o a uno eléctrico. Por lo general los híbridos suelen ser muy buenos en este aspecto, cuestión de fiabilidad. Pero los eléctricos con la incertidumbre que provocan las baterías no parecen estar en el mismo saco.

Toyota-Prius-II-front
Este artículo viene a raiz de que según un estudio, los Chevrolet Volt pasarán de valer 41.000 dólares a 17.000 en tres años. Parece que es mucha la pérdida de valor del vehículo en ta solo 36 meses. Esto es como para tenerlo en cuenta si estás pensando en comprarte uno.

El Volt es algo a medio camino entre un coche híbrido y uno eléctrico, pero si tenemos en cuenta un vehículo eléctrico puro la cosa se puede poner peor. Es cierto que un coche a pilas apenas acusa el paso de los kilómetros en su mecánica ya que es muy robusta.

Como sabemos, en un coche eléctrico apenas hay piezas y mecanismos si lo comparamos a uno convencional. Tan solo el motor y poco mas, ni transmisión, ni distribución, ni turbos… su talón de Aquiles son las baterías.

La verdad es que no hay mucha experiencia al respecto, los coches eléctricos son algo de ahora y no sabemos como se comportarán las baterías a largo plazo cuando tengan bastantes kilómetros, los únicos datos de los que disponemos son las estimaciones que nos pueden dar los fabricantes.

Parece haber consenso entre las marcas en afirmar que en diez años sus baterías aún serán capaces de conservar el 80% de su carga. Si fuese así, no sería mal dato, pero hacen falta usuarios independientes que lo corroboren creo yo.

Renault-Fluence-ZE-trescuartos-650px

Y es que con esto de las baterías hay mucha mala fama previa al VE, creada por los teléfonos móviles y los ordenadores portátiles. Y es que a más de uno le habrá pasado que se le estropeó la batería del móvil y le toco tirar el teléfono. ¿Os imagináis hacer eso con el coche?

Pues bien, como digo otras veces imaginar el futuro es difícil, pero yo creo que pueden ocurrir dos cosas. Puede que las baterías demuestren no ser tan regulares y robustas como los fabricantes dicen y entonces esto de comprarte un eléctrico de segunda mano se puede convertir en una lotería.

Por el contrario y parece posible, puede que estos coches en el futuro sean muy codiciados ya que lo mismo es la única posibilidad que tiene la gente de usar el coche si es que la gasolina empieza a estar prohibitiva.

insight_1g

También está la opción de comprar un eléctrico con contrato de baterías en alquiler como la gama Z.E. de Renault. Con esta medida, el problema de la pérdida de valor será mucho menos notorio para estos coches. Dentro de unos años se verá como evoluciona este aspecto de los vehículos eléctricos.

¿Y que pasa con los híbridos?

El asunto de los híbridos es un caso distinto al de los coches eléctricos y es que cuentan con una destacable veterania en el mercado. Se sabe que estos coches fallan tanto o menos que la mayoría de los modelos convencionales.

Además, el precio de sustitución de sus baterías es infinitamente menor al de un coche eléctrico, cambiarle las baterías a un híbrido te puede salir por unos 1700 euros, muchos menos de los 10.000 que se le presuponen a los eléctricos.

A modo de ejemplo, los Toyota Prius gozan de una muy buena reventa en el mercado de segunda mano, llegándose a pagar por unidades realmente usadas y desgastadas buenas sumas de dinero. Así que el comprador de un híbrido convencional no debería estar muy preocupado por este aspecto.

En Motorpasión Futuro | Desmontando mitos sobre los híbridos (parte 1) ; Un Toyota Prius II con más de 340.000 km que sigue consumiendo muy poco

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

8 comentarios