¿De dónde podemos sacar la electricidad para los coches eléctricos?

Sigue a Motorpasión Futuro

Vehículo eléctrico

Todavía me encuentro con gente que al hablar de vehículos eléctricos plantean como duda, incluso como inconveniente, de dónde vamos a sacar la electricidad para recargarlos, o todo lo que vamos a contaminar por su culpa al tener que generar electricidad mediante carbón y otros combustibles fósiles. Esto, el avance del informe de 2012 de Red Eléctrica de España y un artículo en el blog Falacias Ecologistas me da pie a escribir este artículo.

Lo primero que hay que decir es que sacar la electricidad para recargarlos es el menor de los problemas. Veamos el caso de España. Por noveno año consecutivo, y cuento ya los datos del sistema eléctrico español correspondientes a 2012, ha tenido un saldo neto exportador en lo que respecta a los intercambios internacionales. En otras palabras, hemos generado un 4,2% más de energía eléctrica que la que consumimos y la que nos sobra se la hemos vendido a nuestros países vecinos.

Un punto de recarga en la calle

En España no habría problemas para por lo menos cuatro millones de coches eléctricos

Esto ya supone por sí solo que España tiene capacidad de sobra para integrar muchos vehículos eléctricos consumiendo esa electricidad. Aproximadamente un millón de coches eléctricos vienen a suponer un 1% de la demanda de electricidad. Con ese 4,2% que hemos generado de más, tendríamos, en números redondos y aproximados, para algo más de cuatro millones de coches eléctricos. Lo cual concuerda bastante con la estimación de Red Eléctrica de España, más afinada, de que se podrían integrar hasta cinco millones.

Las fuentes de energía renovables en España han cubierto en el año 2012 un 32% de la demanda (de la electricidad consumida vaya). La energía éolica es la que mejor resultado da, pues el año pasado ella sola ha generado el 18% de la energía eléctrica consumida y ha vuelto a superar máximos históricos de generación. De hecho la madrugada del 24 de septiembre de 2012 la eólica por sí sola cubrió algo más del 64% de la demanda.

Cierto es que por la noche la demanda de electricidad es mucho menor, de ahí lo interesante de los vehículos eléctricos, que se pueden recargar por la noche aprovechando esa electricidad “que nos sobra”, además de presentar otras ventajas como su mayor eficiencia energética, sus menores emisiones globales y la posibilidad de no depender directamente del petróleo si optamos por generar la electricidad mediante fuentes renovables o energía nuclear (y estas ventajas no significan que los coches eléctricos no tengan también desventajas, pues tampoco son perfectos).

Pues bien, precisamente es la energía eólica la principal fuente de energía que nos permitiría tener muchos coches eléctricos sin tener que instalar nueva potencia a posta, ni generar electricidad de más mediante combustibles fósiles (ni quemando más carbón).

Hay que recordar que España todos los años aumenta su potencia de generación instalada de manera normal, en 2012 por ejemplo aumentó en 2.356 MW, y esta principalmente se debe a instalaciones de energía renovable: eólica (1.122 MW), solar (968 MW) e hidráulica (192 MW).

Volkswagen Golf eléctrico

Veamos también a nivel mundial

A nivel mundial, ahora empleo datos de 2011, hay ya unos 1.000 millones de vehículos de motor. El consumo mundial de energía primaria fue de 12.274 Mtep (millones de toneladas equivalentes de petróleo), y de esta el 14,5% se destinó al transporte por carretera (los vehículos de motor que nos ocupan, motos, coches, camiones, autobuses, etc).

Con un cálculo rápido, dividiendo el consumo de energía en el transporte (casi 1.780 Mtep) entre el número total de vehículos, sale una media de 1.78 tep por vehículo al año. Pasándolo a litros de gasolina, siendo una tep aproximadamente 1.250 litros, tenemos 2.225 litros por vehículo al año (son datos medios, números redondos).

Si pensamos en coches, el consumo real de un coche de gasolina, ni muy eficiente, ni muy gastón, podría ser de media unos 8 l/100 km, con lo que con esos litros tendríamos unos 27.810 km al año.

Si consideramos que un coche eléctrico típico tendría un consumo medio de unos 16 kWh/100 km (no tirando a la baja y considerando pérdidas), para hacer esos kilómetros anuales emplearía unos 4.450 kWh de energía.

La generación eólica mundial en el año 2011 fue de 437 TWh y daría para unos 98,2 millones de coches eléctricos, casi el 10% del parque automovilístico mundial. Con lo poco que se están vendiendo los coches eléctricos, en España hablamos de varios cientos y a nivel europeo podemos hablar de varios miles, todavía hay mucho margen para integrar el coche eléctrico sin problemas.

De hecho el coche eléctrico todavía tiene otros retos que superar, algunos más limitantes, además de su alto precio de compra y de su limitada autonomía, aspectos que hacen que no sea interesante para todo el mundo, hay que tener presente que ahora mismo no hay tanto litio aprovechable en el planeta como nos gustaría, y es imperativo si queremos que los vehículos eléctricos tengan futuro, avanzar en baterías de litio más eficientes y en otras tecnologías de baterías que empleen otros materiales.

Vía | Falacias Ecologistas
En Motorpasión Futuro | El precio del litio podría bajar gracias a nuevos métodos de producción

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

11 comentarios