Compartir
Publicidad

Culebrón Think: magnate ruso al rescate

Culebrón Think: magnate ruso al rescate
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Vender un coche eléctrico pequeño, poco potente, de acabado austero y moderadamente equipado (aunque eso sí con muy buena autonomía tal como están las cosas) por algo más de 30.000 euros es complicado, muy complicado. Y tanto más complicado con la actual crisis económica mundial, con la que cuesta vender cualquier tipo de coche. Bueno, cualquiera no, los coches de lujo no bajan sus ventas, sino que suben, pero claro, un humilde Think City, no es un Porsche (aunque se fabrique en Valmet Automotive).

Así que las dificultades de Think Global han sido tantas como para que haya estado ya varias veces al borde del cierre (cuatro ni más ni menos). En junio se abrió un procedimiento de quiebra, y varios fueron los candidatos. Se rumoreó que el grupo Turco BD Otomotive estaba entablando negociaciones con Think, interesado en hacerse cargo de la compañía, pero finalmente ha sido un magnate ruso, Boris G. Zingarevich (que por cierto era ya accionista de Ener1), el que finalmente intentará reflotar la marca.

Por supuesto el señor Zingarevich ya ha firmado un acuerdo con Ener1 (el fabricante de las baterías) y con Valmet Automotive (el constructor). Estas empresas son los principales acreedores de Think, y ahora, para reestructurar la deuda, podrán tener una participación de la nueva empresa, que se ha rebautizado como Electric Mobility Solutions.

Según ha hecho público hoy mismo la renacida Think, perdón, Electric Mobility Solutions, tiene intención de vender una versión más refinada del City a partir del primer trimestre del próximo año. Veremos qué pasa (voy a ser optimista, pero lo veo complicado).

Fuente | THINK En Motorpasión Futuro | Think encara lo inevitable, la bancarrota, Think podría ser rescatada, otra vez

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos