Compartir
Publicidad

Criticar la movilidad eléctrica ¿Es malo o bueno?

Criticar la movilidad eléctrica ¿Es malo o bueno?
Guardar
71 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Creo que este tema ya lo he tratado alguna vez de pasada en otros artículos aquí, en Motorpasión Futuro. Pero hoy no se porque me apetecía reflexionar más en profundidad sobre ello así que vamos al tema: ¿Criticar la movilidad eléctrica es bueno o es malo?.

Por criticar entiéndase mostrar nuestra disconformidad ante esta nueva tecnología de movilidad y también ante los productos que nos va trayendo el mercado. Un ejemplo de ello sería exponer que: “este coche corre poco” “este otro cuesta mucho dinero”, “con 150 kilómetros de autonomía no vamos a ningún sitio” “no he visto un coche tan feo en mi vida” etc…

Seguro que las frases citadas en el párrafo anterior os suenan a más de uno. Yo me atrevería a decir que son el pan nuestro de cada día en los foros y en los blogs que tratamos sobre el mundillo del automóvil. En las opiniones vertidas por la comunidad siempre se ven dos bandos muy definidos.

0121.jpg

Tenemos el internauta que como he dicho pone a parir critica intensamente los coches eléctricos, y luego el bando de gente que se siente ofendidísima con esas opiniones y buscan rebatirle en todo lo posible haciéndole ver que no tiene razón y que dependemos de que estos coches funcionen para el futuro.

Y entonces yo me hago la pregunta: ¿Quién lleva razón?. Está claro que si no paramos de echar pestes de los nuevos coches eléctricos estos lo van a tener muy difícil, sobre todo en los comienzos. A la hora de vender un producto, lo peor que te puede pasar es que esté tenga mala fama en el mercado.

Y si no que se lo pregunten a las marcas italianas cuando allá por los años 90, superados sus problemas de fiabilidad seguían arrastrando esa mala fama característica que aun hoy en día tienen en ciertos colectivos. Esa mala fama, todavía les pesa y se hace notar en las ventas de sus modelos.

Citroën-C-Zero-650-03

Con los coches eléctricos puede llegar a ocurrir igual y es que habrá un día (quiero pensar que cercano) en el que los fabricantes puedan ofrecernos coches eléctricos que sean tanto o más interesantes que las opciones convencionales, y nosotros el consumidor, no nos decantemos por ellos por culpa de los prejuicios.

Y es que si oyes todos los días por la calle que los coches eléctricos no corren, que cuando menos te los esperas se les agota la batería y te quedas tirado, que tardan 15 horas en cargarse, que las baterías a los tres años te va a tocar cambiarlas pues toda esa bola de prejuicios infundados pueden condicionar a mucha gente a la hora de decidirse por una u otra tecnología.

Por estos motivos a priori creo que la crítica feroz y salvaje a la nueva movilidad que ponen en práctica algunas voces del mundillo del motor es dañina y perjudicial. Me viene a la cabeza el programa británico del motor Top Gear que ya han dedicado algún que otro episodio a este tema.

0123.jpg

Siempre que lo han hecho ha resultado ser una crítica demoledora e irracional basada en los prejuicios más que en razones objetivas que por cierto, haberlas las hay. Pensémoslo fríamente ¿Cuanto daño le habrá hecho a Nissan aquél capítulo en el que ponían a caldo a su modelo el Leaf?.

Criticar está bien, pero con responsabilidad

Pero ojo, como todo, este tema tiene sus luces y sombras. Si no criticásemos, si asumiésemos que el coche eléctrico hoy por hoy es perfecto, entonces no avanzaríamos, no iríamos a ningún sitio. Por eso yo creo que ejercer una crítica, siempre con objetividad razonada y responsable, nunca está de más.

Hay que ser conscientes de los problemas y limitaciones de esta tecnología del coche eléctrico. A veces leo y también escribo comentarios en este blog un poco en esa línea idealista de “todo es maravilloso en electricolandia” cuando seamos sinceros, no es así.

Tesla-Model-S-1

Una afirmación que se oye mucho es que “el coche eléctrico es perfectamente válido para el 90% de la población” cuando pensándolo fríamente no me parece cierto. Otros temas como el de la autonomía y la recarga también son puntos de discrepancia que hay que tener en cuenta si queremos coches eléctricos mejores.

Por poner un ejemplo: la recarga de nuestro coche eléctrico. Si vives en un bloque de viviendas y no dispones de garaje para instalar una toma eléctrica ¿como lo haces? ¿De donde sacas la electricidad? Están ahí los postes instalados en las calles pero siendo sinceros, no me ofrecen mucha confianza, están expuestos a vandalismo de todo tipo.

Eso es un temor real y fundado que se podrá afrontar de mejor o peor manera. Otro tema importante es el viaje de larga distancia, ese que de momento está lejos de ser factible con un coche eléctrico. La solución tradicional a este dilema suele ser la de “ese día alquílate un coche a gasolina, que total, como solo es uno…”

Nissan-Leaf-del-650px

Lo cierto es que no quiero pensar que pasaría si todos tuviésemos nuestro coche eléctrico y el 1 de agosto España entera saliese en tropel a alquilar su coche a gasolina para irse de vacaciones. Como veis esto también implica ciertos problemas que aun no tienen una respuesta clara.

Y podemos ir una a una con todas las pegas que puede plantearnos el coche eléctrico y seamos sinceros, son problemas de fácil solución, pequeños detalles pero el problema es que hay que tenerlos en cuenta y buscarles solución cosa que en nuestro coche convencional, al menos al día de hoy no ocurre.

Hoy en día solo hemos de preocuparnos de poner gasolina en el depósito, girar la llave y hasta el infinito y más allá. Y la verdad es que eso es algo muy cómodo a lo que cuesta renunciar.

¿Y vosotros? ¿Qué pensáis de todo esto? ¿sois de los que criticáis para bien, criticáis para mal u os consideráis unos defensores natos del coche eléctrico? Cuéntanos tu opinión.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos