Compartir
Publicidad

CEVNE de Cartif: calculadora/comparador entre coches eléctricos y de combustión (primera parte)

CEVNE de Cartif: calculadora/comparador entre coches eléctricos y de combustión (primera parte)
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El Centro Tecnológico Cartif ha creado una herramienta calculadora/comparador para vehículos eléctricos, accesible desde internet, llamada CEVNE (calculadora de vehículo eléctrico vs no eléctrico). Permite comparar de manera muy completa los costes globales de un coche eléctrico con los de un coche con motor de combustión.

Cartif nació en 1994 en el Departamento de Ingeniería de Sistemas y Automática de la Escuela Superior de Ingenieros Industriales de la Universidad de Valladolid. Se dedican a cuestiones de investigación, desarrollo e innovación para alimentación, automoción, biotecnología, construcción, energía, máquinas, salud y transporte.

La herramiento CEVNE como resultado nos da qué coche gana en la comparación para las condiciones establecidas, el coste por kilómetro global de cada uno, el ahorro anual que podríamos tener con el coche ganador, cuántos kilómetros al año hay que hacer para que interese o qué precio del combustible hace más interesante una u otra opción.

CEVNE gráfica coste acumulado

También nos muestra gráficas con las que ver mejor estos resultados. Todo se calcula en dos períodos: el primero teniendo en cuenta la amortización y el segundo después de la amortización. Se entiende como amortización el período de años entre los que se distribuye la inversión de comprarlo, pero en el caso de un particular sería por ejemplo el número de años hasta que lo cambie por otro.

CEVNE: parámetros que tiene en cuenta

Para calcular los costes, la calculadora tiene en cuenta también, para el período después de la amortización, el coste de sustituir las baterías del coche eléctrico cuando estas llegan al final de su vida útil, de acuerdo a la información facilitada por los fabricantes.

La herramienta tiene una pequeña base de datos con varios coches eléctricos y varios coches diésel o de gasolina similares, por marca, modelo y motor. Hay que saber que no están todos, así que si se quiere calcular con un coche que no está, se puede hacer, pero hay que introducir a mano todos sus datos (por ejemplo el Opel Ampera todavía no está).

Opel Ampera túnel
No estoy en CEVNE (por el momento)

Los datos incluidos en la base de datos son: precio de compra, consumo, autonomía del eléctrico, capacidad de las baterías, cuota mensual de alquiler de las baterías (si corresponde), costes anuales medios (que incluirían el coste del seguro e impuesto de circulación) y los costes de mantenimiento medios por kilómetro (por las revisiones, cambio de neumáticos, etc).

El precio de la energía eléctrica y de la gasolina o del gasóleo son datos medios y la calculadora los introduce ella misma por defecto. De todos modos si utilizamos un determinado combustible, por ejemplo gasolina de 98 octanos, podemos poner el precio a mano. Del mismo modo lo podemos hacer para la electricidad, por ejemplo porque tengamos cuidado de recargar siempre en casa con tarifa supervalle.

El usuario también tiene que introducir cuántos kilómetros anuales haría con el coche, y cuántos kilómetros realizaría entre recargas con el coche eléctrico. Si no lo sabe, por defecto lo rellena la calculadora. También son muy importantes dos factores correctores.

CEVNE gráficas

El del la eficiencia, para el coche eléctrico, y el del consumo, para el coche de combustión interna. Esto lo que hace es considerar que en la práctica el coche consume más energía que la teórica (o sea, la de las cifras de consumo de homologación).

Por defecto para el coche eléctrico se considera un factor de corrección del 90%, porque se tiene en cuenta el rendimiento en el almacenamiento (es decir que se pierde algo de carga y la autonomía es menor). Para el coche de combustión se considera un factor de correción del 120%, porque en la realidad el consumo suele ser mayor. Ambos pueden corregirse manualmente si se desea.

Por cierto, en el precio de compra del coche eléctrico la herramienta sugiere que se tenga en cuenta también el coste de la instalación de un punto de recarga específico para el coche eléctrico. Por defecto no lo añade. Según sea el caso habría que editar el precio a mano añadiendo el coste del mismo. Se puede estimar de media en unos 600 a 1.200 euros (por una base mural de recarga programable incluida instalación).

Mañana en la segunda parte pongo a prueba la calculadora, compruebo con varios modelos si los datos son correctos y realizo varios ejemplos para ver qué tal funciona.

ACTUALIZACIÓN: Ya está publicada la segunda parte de este artículo | CEVNE de Cartif: calculadora/comparador entre coches eléctricos y de combustión (segunda parte).

Vídeo | YouTube
En Motorpasión Futuro | Hablemos de eficiencia: coche eléctrico vs coche de combustión, Eléctrico vs Diésel: Nissan LEAF frente a Volkswagen Golf

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos