Compartir
Publicidad

Caso Voltgate, Chevrolet se plantea el rediseño de la batería

Caso Voltgate, Chevrolet se plantea el rediseño de la batería
Guardar
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Parecía un incidente sin grandes repercusiones, pero el incendio de una unidad del Chevrolet Volt una semana después se haber sido sometido a una prueba de impacto, ha levantado todas las alarmas, y provocado que el fabricante norteamericano tenga que tomar cartas en el asunto.

Según unas declaraciones del director ejecutivo de General Motors, Dan Ackerson, el incidente podría suponer el rediseño del pack de baterías del Volt, para evitar que se repita este tipo de sucesos en el futuro. A pesar de ello, el directivo ha añadido que el fuego se ha provocado por no seguir los técnicos de la agencia de seguridad vial de los Estados Unidos, NHTSA, el procedimiento recomendado por el fabricante de vaciar la batería después de este tipo de pruebas, una cuestión que hemos tratado en un tema anterior.

El problema está alcanzando un nivel de alarma social tan elevado, que incluso desde dentro de la marca se ha puesto encima de la mesa la posibilidad de recomprar las unidades del Volt a todos aquellos que no se sientan seguros con su vehículo, e incluso en las últimas semanas se ha puesto en marcha un servicio de cesión de coches a los propietarios del Volt que prefieran dejar su vehículo en casa hasta que se aclare este culebrón.

02-chevrolet-volt-crash-test.jpg

Pero la medida de recuperar los vehículos cuenta con detractores dentro de la cúpula de GM, ya que el coste de volver a comprar los 6.400 vehículos entregados hasta el momento supondría un duro golpe económico, y sobre todo mediático, curiosamente, para un modelo que en las mencionadas pruebas de impacto, ha recibido la máxima puntuación, lo que no deja de ser destacable.

Pero las consecuencias del conocido como caso Voltgate, también se harán sentir en nuestro mercado y es que Opel ha decidido suspender la llegada de la versión Europea del Volt, el Ampera, hasta que se clarifiquen las causas del incendio y sobre todo, se decida que camino tomar a partir de las conclusiones, por lo que la llegada prevista para principios del 2012 podría verse dilatada de forma indefinida.

En definitiva, los vehículos eléctricos suponen nuevos retos a todos los niveles, y entre ellos están los relacionados con la seguridad, un aspecto donde fabricantes y autoridades deben trabajar juntos en la búsqueda de solución a futuros problemas y de esa manera evitar que la falta de entendimiento pueda causar fatalidades que dañen tanto a los ocupantes, como a los medios de emergencia que acudan a un accidente.

Vía | Wired
En Motorpasión | La NHTSA investiga el incendio de un Chevrolet Volt, Chevrolet Volt, presentación y prueba en Suiza
En Motorpasión Futuro | El Volt logra cinco estrellas en los crash test americanos, Chevrolet Volt, Top 10 de los coches innovadores

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos