Compartir
Publicidad

BMW investiga un sistema de calefacción por infrarrojos para coches eléctricos que consume menos energía

BMW investiga un sistema de calefacción por infrarrojos para coches eléctricos que consume menos energía
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El asunto de la calefacción del habitáculo en los coches eléctricos es más relevante de lo que muchos podrían pensar, debido a que consume mucha energía, y además de buscar la mayor eficiencia posible, mientras no tengamos baterías que permitan mucha más autonomía, esta se resiente bastante a su costa.

Ya os hemos hablado alguna vez de cómo algunos coches eléctricos optan por un sistema de calefacción complementario a base de bioetanol o biodiésel, como por ejemplo el de la furgoneta Renault Kangoo Z.E. También se están desarrollando nuevos sistemas de calefacción para coches basados en las bombas de calor, como el que llevará el nuevo Renault ZOE, o el que presentó el fabricante de componentes Delphi.

Y también hay algunos coches eléctricos que optan por un sistema integrado de climatización del habitáculo y asientos calefactables, y cuando el conductor demanda calor en invierno se da prioridad a estos, pues dar calor a los ocupantes con la calefacción de los asientos es más eficiente que con la calefacción por aire del habitáculo.

BMW calefacción por infrarrojos (panel de puerta)

Pues bien, BMW, que está preparando varios modelos eléctricos o híbridos enchufables (sin ir más lejos la semana pasada os hablamos por ejemplo del BMW Concept Active Tourer), está trabajando en un nuevo sistema de calefacción por infrarrojos, que se podría considerar una evolución de la calefacción de los asientos, pues se basa igualmente en dar calor a los ocupantes a través de superficies, próximas, o en contacto con ellos (en los asientos, bajo la moqueta, en los paneles de las puertas) y no a través de los aireadores del sistema de climatización.

La diferencia radica en que se emiten ondas infrarrojas en todas las direcciones que calientan los cuerpos y objetos, y no se basan en la corriente de convección del aire. La superficie no quema. Este sistema no es algo nuevo, ya que se puede emplear para calefacción de edificios o invernaderos, pero sí sería nuevo su empleo en automóviles. Además de consumir menos energía, es totalmente silencioso (un ventilador no lo es) y tiene una respuesta más rápida, pues en un minuto empieza a notarse el calor.

BMW dice que en combinación con un sistema de calefacción por bomba de calor, el consumo de energía se reduciría hasta un 50% y la autonomía de un coche eléctrico podría extenderse hasta un 30% en invierno. Estos sistemas de calefacción infrarroja por superficies se pueden separar por circuitos, de modo que cada ocupante podría regular a su gusto la temperatura que prefiera en su asiento, debajo de sus pies, en su puerta, etc.

Vía | Autoblog Green
En Motorpasión Futuro | Delphi presenta su nuevo sistema de calefacción más eficiente para coches eléctricos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos