Síguenos

p90080205.jpg

Con la presentación de BMW de su nueva serie i, con el BMW i3 y el BMW i8 a la cabeza, llega por fin el golpe sobre la mesa que los alemanes estaban preparando para introducirse en el nicho de mercado de los vehículos híbridos y eléctricos, siendo el que ahora os presentamos su particular propuesta de coche eléctrico.

El BMW i3 Concept, a diferencia de su hermano i8, es un vehículo puramente eléctrico, por lo que en este caso nos olvidamos de los motores de combustión a no ser que nos interese su variante REx (Range Extender), con un motor de combustión interna dedicado exclusivamente a recargar las baterías y del que aún no se han dado a conocer datos oficiales de autonomía combinada.

160 kilómetros de autonomía nos ofrecerán las baterías de litio refrigeradas por líquido del anteriormente conocido como MegaCity. Un motor eléctrico con baterías con una capacidad de recarga rápida al 80% en una hora mediante toma especial y 6 horas con un enchufe convencional, que ofrece 125kW (170 CV), par de 250 Nm, una velocidad punta de 150 km/h y una aceleración comandada por su tracción trasera que nos ofrecerá el alcance de 0 a 100 km en 7,9 segundos.

p90080215.jpg

BMW i3 Concept, pensado para el uso urbano

Vehículo creado con la mente puesta en las grandes ciudades, el BMW i3 permite decelerar aprovechando su sistema One Pedal Feeling, simplemente retirando el pie del pedal. Las gracias por este sistema se las debemos una vez más a su motor eléctrico, que hace de alternador alimentando la batería del coche con la fuerza del frenado.

Las pruebas realizadas por BMW aseguran que de esta forma, simplemente aprovechando el frenado de motor que acontece tras levantar el pie del pedal, es posible realizar el 75% de las maniobras de frenado con las que nos topamos en ciudad. Y si lo que queremos en frenar con mayor fuerza simplemente tenemos que apretar el pedal de freno y confiar en el sistema de frenado convencional del coche.

p90080207.jpg

BMW i3 Concept, también con arquitectura LifeDrive

El vehículo cuenta con la arquitectura partida conocida como LifeDrive, siendo el módulo Drive el más resistente y encargado de proteger al coche de los posibles impactos. Será aquí donde se monten en un solo paquete su sistema de propulsión y baterías. El Life, por otro lado, carrocería y habitáculo, estará construido con plásticos reforzados con fibra de carbono.

En el habitáculo de cuatro plazas que ofrece el BMW i3, todo fabricado con materias primas renovables, encontramos un suelo completamente plano, asientos unidos en banqueta ininterrumpida multirregulables y un espacio de carga de 200 litros que hace de maletero.

También encontraremos una zona de carga en la parte delantera del vehículo, ideal para guardar los cables de carga y otros objetos. En resumen, nos encontramos ante el eléctrico enfocado a la ciudad y los trayectos en familia de BMW.

p90080211.jpg

Agilidad y eficiencia van de la mano

Para conseguir la agilidad que BMW asegura le caracteriza, el vehículo se ha creado con la mente puesta en su optimización, utilizando materiales ligeros pero de gran resistencia frente a posibles accidentes, así como la bajada del centro de gravedad que ofrece haber incorporado el módulo Drive.

De la misma forma que en el i8 aquí también encontramos el modo ECO PRO, mediante el que de forma autónoma todos los sistemas del vehículo pasarán a funcionar de la forma más eficiente posible. Hasta el climatizador del vehículo variará su modo de uso para conseguir la máxima optimización de energía.

Esa sana obsesión sobre la eficiencia ha llevado a BMW a montar unas ruedas de gran díametro pero muy estrechas, lo que reduce su resistencia aerodinámica y de rodadura contribuyendo a aumentar la autonomía de nuestro eléctrico y reducir su consumo.

p90080208.jpg

BMW i3 Concept, con la vista puesta en el futuro

El cambio en esta nueva serie i también se palpa en el diseño del vehículo, con una estética futurista basada en formas rechonchas pero aerodinámicas y esos cristales laterales que parecen fundirse con sus puertas de apertura en sentido opuesto. Pero una vez más este paso hacia el futuro se aleja de la idea de coche como elemento único y palpable.

BMW i3 se conecta a la nueva red de la marca, mediante la que se nos ofrecerá información sobre el vehículo directamente a nuestro smartphone. Recordar dónde hemos aparcado o buscar las estaciones de recarga más cercanas ya no serán una asignatura pendiente que nos compita a nosotros, sino al vehículo y su red informativa.

De la misma forma podemos recibir los datos de autonomía del vehículo en ese momento e incluso accionar el acumulador de energía antes de llegar hasta el coche y emprender el viaje.

Ver galeria completa » BMW i3 Concept (11 fotos)

Fuente | BMW
Vídeo | YouTube
En Motorpasión Futuro | BMW i8 concept, el híbrido enchufable bávaro

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios