Sigue a Motorpasión Futuro

bateria de plomo

En teoría un coche eléctrico tiene que ser mucho más barato que uno convencional equivalente por su mayor simplicidad mecánica. Pero en la realidad vemos que esto no es así, y todo es por culpa de las baterías. Las baterías son las que encarecen el producto.

El litio es un recurso escaso y caro de extraer y de ahí el elevado coste de los acumuladores. Entonces, ¿por qué no usar otras tecnologías más asequibles como el Níquel o las baterías de plomo? Los resultados no serán tan buenos pero el precio podría ser prometedor.

En los últimos años hemos asistido al revivir de los coches eléctricos como modelo de movilidad sostenible. Aún no son una realidad pero poco a poco van haciéndose un hueco en el mercado y en nuestra vida cotidiana. Pero como sabemos, no es la primera vez que los coches eléctricos irrumpen en nuestras vidas.

Hace no muchos años, en Estados unidos también se peleó por alejar el humo y la contaminación de las ciudades con estos coches. La tecnología no era la que tenemos hoy en día pero aun así, los resultados obtenidos se asemejaban bastante.

El GM EV1, La Toyota RAV4 EV y otros coches a pilas de los 90 utilizaban baterías de plomo y ácido con el fin de acumular la energía necesaria para hacer funcionar el coche. Y muy ligeros no serían, pero funcionaban bien.

Esto me ha hecho pensar. De momento, el concepto más viable de coche eléctrico que se nos puede ocurrir es el de segundo vehículo. El de coche de ciudad para realizar nuestros recorridos de rutina. De momento la tecnología no llega para los largos viajes como bien sabemos.

plomo reciclado plomo listo para reciclar

¿Y por qué con plomo?

No se si lo sabéis pero el plomo es un material limpio y la tecnología de baterías de este elemento está altamente probada. Además, cuenta con unos costes de fabricación muy bajos. Las baterías, al final de su vida útil son 100% reciclables y al vender el plomo que se recupera en el proceso, es un negocio rentable. De hecho, el 98% de este material que se consume proviene de fuentes recicladas.

¿Quién no ha tenido que cambiarle a su coche de gasolina de toda la vida la batería de arranque? ¿y a cuantos os parece que este recambio es caro? Si lo pensamos bien un kilovatio de almacenamiento a base de baterías de plomo no cuesta más de 100€ (en el peor de los casos).

Por ejemplo: un Nissan Leaf cuenta con 24 kWh de capacidad de almacenaje eléctrico y su batería se presupone que cuesta unos 7.500€. Si hacemos la división pertinente tenemos que almacenar un kilovatio de electricidad a base de litio es realmente caro. Del orden de entre 3 o 4 veces más caro que a base de plomo.

bateria nissan leaf Batería del Nissan Leaf

Como todo tiene inconvenientes y es que este tipo de acumuladores soporta un menor número de ciclos de carga y descarga pero como es un componente barato y sencillo, sustituirlo no tendría por qué ser caro. Y en general al consumidor le suele importar más el dinero que va a tener que pagar hoy que el que va a tener que pagar dentro de unos cuantos años.

Aparte de eso, las baterías de plomo no son tan sensibles a la temperatura, ni tienen ningún tipo de problema en lo que a autoignición o explosión se refiere. Tampoco padecen el llamado efecto memoria, y soportan altas corrientes de carga y descarga por lo que se podrían recargar en muy poco tiempo.

Y como podría ser un coche eléctrico a base de plomo

Pues partimos de la premisa de que un buen coche urbano es aquel que sea pequeño y ágil para moverse con soltura en la jungla urbana. Y también tiene que ser barato ya que es un coche de batalla, cuyo único objetivo es llevarte del punto a al B sin mayores florituras.

El hecho de que el coche eléctrico en cuestión puede ser realmente pesado si le metemos una sobredosis de plomo no es algo grave si es por ciudad por donde nos vamos a mover. Si lo pensamos bien, unir coche eléctrico urbano y plomo no tiene por qué ser una mala receta. Para un coche urbanita, unos 80 Km de autonomía son perfectamente asumibles.

reva eléctrico

Entonces estaríamos hablando de coches modestos y baratos, con el culo un poco gordo por culpa de las baterías y una autonomía lo suficiente para cumplir con los recorridos de rutina. No suena muy mal, aunque por mucho que yo reivindique aquí las buenas cualidades del plomo poco se puede hacer.

La industria está avanzando hacia tecnologías punteras y de vanguardia porque ya sabemos que a los clientes geeks de este tipo de coche les gusta tener lo más. Desgraciadamente eso tiene un precio y no es bajo precisamente. Imaginaros el Citröen C-zero o alguno de sus hermanos. Es un coche un tanto cutre, pequeño y espartano.

Sin embargo, vale (o valía hasta hace poco) la friolera de 31.000€. ¿No habría sido mejor decisión reducir bestialmente los costes a base de sustituir plomo por litio? Imaginaros un C-zero con 80 Km de autonomía a base de plomo y a mitad de precio. ¿No sería más apetecible?

Aquí un servidor dice lo que piensa o lo que le viene a la cabeza, pero como yo tampoco soy un especialista sabedor del tema os pregunto: ¿Vosotros creéis que el plomo podría jugar un papel más trascendental en la nueva movilidad eléctrica?

En Motorpasión futuro | Baterías y coche eléctrico (Introducción); Baterías y coche eléctrico (actualidad del mercado); Baterías de litio-aire prometen 800 kilómetros por carga

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

32 comentarios