Compartir
Publicidad

El Chevrolet Sonic se eleva por los aires, literalmente

Guardar
2 Comentarios
Publicidad

Lo lógico sería que nos orgullezca poder hablar de vehículos accesibles, con combustibles alternativos, de enorme eficiencia y cero emisiones. Sin embargo reconozco que mi mayor logro en Motorpasión Futuro pasaría por hablaros del primer coche volador tripulado con motor eléctrico. No es algo que haré hoy, para lamento de todos aquellos que siguen soñando poder pilotar uno de los vehículos voladores que se han hecho con el paso de los años con el protagonismo de la ciencia ficción, pero a día de hoy este Chevrolet Sonic es lo más parecido a nuestros sueños que la industria puede proporcionarnos.

Se ha presentado durante la Feria del Estado de Texas, y tal como podéis ver en el vídeo es un vehículo real, no un simple globo, que se comanda desde tierra con unas hélices, como si de un helicóptero de radio control eléctrico se tratase. El invento tiene truco, como no podía ser de otra manera, y es imposible que haya un ocupante en su interior por varias razones.

En primer lugar por el peso, y es que este Sonic es una réplica creada con fibra de carbono y sellada herméticamente para que el helio, introducido en su interior que le permite elevarse como una pluma, no se escape por las rendijas de las puertas, las ventanas o los conductos de aire acondicionado. El segundo es que respirar 6 metros cúbicos de helio durante un viaje por las alturas no debe ser lo más sano del mundo, más allá de la voz crónica de pitufo que podría dejarte.

Las hélices funcionan con un pack de baterías que se encuentran alojados bajo el coche, por lo que en este caso las energías renovables han vuelto a conseguir, aunque sea mediante un truco destinado a promocionar el vehículo, lo que la combustión aún no ha podido.

Vídeo | YouTube
Vía | SlashGear
En Motorpasión Futuro | Terrafugia Transition: el “coche” que vuela

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos