Compartir
Publicidad

Plataformas de coche compartido: Carpooling

Plataformas de coche compartido: Carpooling
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Dentro de las plataformas de coche compartido, una de las más conocidas es Carpooling, que en su versión internacional utiliza dominio .com pero que en España se mueve como carpooling.es tras un periodo en que se llamó conduzco.es. La empresa tiene su origen en Alemania, aunque actualmente opera en 45 países de toda Europa en siete idiomas distintos y planea ya su desembarco en Estados Unidos a finales de este año.

Por si acaso alguien se ha perdido, hablamos de superar la dificultad tradicional de compartir coche, ya sea por cuestiones culturales o relacionadas con la incompatibilidad de rutas y horarios. Las plataformas de coche compartido ofrecen una solución para estos problemas. En el caso de Carpooling, por ejemplo, compartir coche supuso en 2011 un ahorro de 102.000 millones de litros de carburante.

Aunque parezca que compartir coche de forma organizada es un fenómeno relativamente novedoso, lo cierto es que esta práctica se remonta a 1920, cuando en Alemania florecieron unas empresas llamadas Mitfahrzentrale que en las inmediaciones de las paradas de autobuses y mediante un registro ponían en contacto a pasajeros y conductores que fuesen a hacer las mismas rutas para ahorrar en el viaje.

Mitfahr-Zentrale

En Estados Unidos, los antecedentes del coche compartido se remontan a 1942, cuando el Gobierno instó a los ciudadanos a compartir coche para ahorrar carburante y, sobre todo, caucho, una materia prima que estaba en manos de Japón. Hacia 1950, en Europa ya existían 300 empresas dedicadas al carpooling. Y con la llegada de internet, Mitfahrgelegenheit.de tomó el testigo de las Mitfahrzentralen y al extenderse por el continente lo hizo bajo el nombre Carpooling.com.

¿Quién utiliza Carpooling?

Carpooling cuenta con casi 3,9 millones de usuarios registrados en toda Europa, de los cuales el 53 % son mujeres. En un 45 % los usuarios tienen edades comprendidas entre los 25 y los 39 años y le siguen con un 34 % los jóvenes de 18 a 24 años. El perfil de usuario tipo de Carpooling es un joven con estudios universitarios, amante de los viajes y que se considera consumidor inteligente:

¿Cómo funciona Carpooling?

Aunque aquí mostramos el resultado de la experiencia de usuario navegando en ordenador, Carpooling cuenta con aplicaciones para iPhone y Android. También tiene un importante recurso en su aplicación de Facebook, donde esta plataforma de coche compartido alcanza un nivel mucho más social. De hecho, cuentan que Carpooling es tan social que 10 parejas de usuarios acabaron casándose.

Aplicación móvil Carpooling

Sin llegar a tal nivel de compromiso, lo que nos piden en la web de Carpooling es que nos registremos, ya sea de forma directa o con nuestro perfil de Facebook. A partir de ahí, el camino que vamos a seguir es absolutamente intuitivo. En la parte del Buscador, para consultar los viajes que hay en marcha, basta con introducir el origen y final de nuestro recorrido, ya sea dentro de España o con un recorrido que se inicie o finalice en el resto de Europa.

A continuación, introducimos la fecha en la que realizaremos el viaje, y si queremos podemos marcar un margen de flexibilidad para facilitar la gestión y abrir el abanico de posibilidades. De forma adicional, dentro de la Búsqueda avanzada, se pueden fijar criterios de filtrado, como por ejemplo si hay o no fumadores, el rango de edades de los usuarios e incluso cabe la posibilidad de elegir viajes sólo con usuarios verificados mediante DNI, con usuarios de redes de confianza... o sólo entre mujeres.

Menú de Carpooling

De forma alternativa, podemos utilizar la opción de dar de alta un nuevo viaje, diferenciando entre si ofrecemos vehículo o si lo estamos buscando, estableciendo si se trata de un viaje puntual o bien hablamos de una ruta que repetiremos con una cierta frecuencia (la que marquemos). Si queremos, a nuestra oferta o demanda se adjuntará un plano de Google Maps con el recorrido propuesto.

Petición de ruta

A partir de ahí, se nos piden datos de contacto. Lo mínimo es el correo electrónico con el que accedemos a Carpooling, y de forma adicional podemos dar nuestro número de teléfono, por si los usuarios del servicio necesitan algún tipo de indicación a la hora de quedar. Toda nuestra actividad sobre viajes planificados la podemos consultar en nuestra cuenta de usuario.

Listado de viajes propios

Mediante esta práctica agenda, se pueden editar y clonar cada uno de los viajes, se pueden publicar en nuestro muro de Facebook y a través de las estadísticas, sabremos cuántas veces se ha visto nuestra oferta o petición de viaje. Además, las alertas de correo electrónico nos mantendrán al tanto de cualquier ruta que se genere en el sistema y que nos pueda interesar.

En esa esfera de nuestros intereses particulares, Carpooling cuenta con una sección de usuarios de confianza que servirá para establecer prioridades a la hora de compartir viaje. De forma adicional, cada usuario puede recibir valoraciones en forma de estrellas para completar su perfil, que incluye detalles como si es o no fumador, los idiomas que habla o una completa ficha de su coche, incluidos los kilómetros recorridos, el volumen de emisiones de CO2... o si tiene aire acondicionado.

También resulta de utilidad la tabla de puntos de encuentro, donde se establecen los puntos de reunión generales y particulares de los usuarios, con valoraciones y con la posibilidad de incluir todo tipo de indicaciones y comentarios, además de poder vincular un mapa de la zona para una mejor orientación.

Tabla de puntos de encuentro Carpooling

¿Que cuánto cuesta usar Carpooling? En principio nada, porque la página se financia con publicidad, así que introducir y buscar ofertas de viaje es gratis. Como pasajeros, pagamos directamente al conductor con el que contactamos en función de la tarifa acordada previamente entre ambas partes. La página ofrece en sus directrices algunos ejemplos y cuenta con una calculadora de costes para facilitar esta gestión en función del precio del carburante, los kilómetros realizados, el consumo del vehículo, los costes de peajes y el número de viajeros.

Por otra parte, el conductor que ofrece su vehículo a la red cuenta con la posibilidad de usar el sistema de reservas mediante pago por PayPal, y aquí sí que Carpooling carga una comisión del 5 % para cubrir el coste de la transferencia de dinero más el coste de los SMS que usan para las notificaciones.

En resumen, Carpooling ofrece una solución de coche compartido con un gestor muy completo y rodado cuya curva de aprendizaje es tremendamente suave y está apoyada en una enorme sección de Preguntas Frecuentes. Puede resultar muy interesante a estudiantes universitarios y a trabajadores que quieran ahorrar en sus desplazamientos cotidianos. Digno sucesor de las Mitfahrzentralen, Carpooling ha sabido trasladar a la red lo que en 1920 se realizaba con la ayuda de cartelones.

Más información | Carpooling
En Motorpasión Futuro | Plataformas de coche compartido: Roadsharing, Plataformas de coche compartido: BlaBlaCar.es

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos