Compartir
Publicidad

M4 ¿el biocombustible definitivo?

M4 ¿el biocombustible definitivo?
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Desde Panamá nos llegan noticias de un nuevo biocombustible basado en mezclar etanol en un 87% y un 13% de un componente secreto, denominado M4 y patentado por la empresa del mismo nombre. Según proclaman sus creadores, el M4 puede utilizarse en cualquier vehículo con un motor de gasolina, sin necesidad de modificación alguna.

El combustible ha sido probado tanto en el Centro Experimental de Ingeniería de la Univeridad Tecnológica de Panamá como en el laboratorio inglés Intertek Caleb Brett, según los parametros establecidos dentro de la norma norteamericana ASTM-5798 para combustibles basados en etanol.

Si seguimos con los beneficios que sus productores aseguran, nos encontramos con que mejora la combustión debido a su mayor octanaje y reduce en un 15% el consumo del motor Todo esto lo consiguen además con un precio inferior a la gasolina convencional, respetuoso para el medio ambiente y genera empleos en el sector agrícola al producir etanol.

Ford Flexifuel

Pero claro, no es etanol todo lo que reluce, aquí hay muchos interrogantes por resolver y que no cuadran con la versión que nos da el fabricante, y como decía Jack el Destripador, vayamos por partes:

La normativa ASTM a la que hacen referencia como homologación dice explicitamente que sólo es para combustibles basados en etanol, de un 51 a 83% en volumen, y mezclado con gasolina o subproductos de la misma y para ser usado en vehículos flexifuel. Por tanto, están intentando homologar bajo una normativa que dice expresamente que es para vehículos flexifuel con mezcla de gasolina algo que según ellos no requiere transformación.

La segunda sorpresa proviene del mágico rendimiento que consiguen, para reducir en un 15% el consumo de combustible necesitaríamos que el combustible generara un 15% más de energía por litro. Dado que la gasolina convencional tiene una densidad energética de 34 MJ/l, para obtener esa reducción de un 15%, dado que dice que no realiza ningún tipo de adaptación*, necesitaríamos que el combustible tuviera una densidad energética de 39,1 MJ/l.

Koenigsegg CCXR
Koenigsegg CCXR, el superdeportivo que funciona con E85

Pues bien, dado que el etanol tiene una densidad energética de 24 MJ/l, por una simple regla de tres nos sale que la densidad energética del componente místico misterioso ha de ser 140,15 MJ/l. Para dar una idea, el boro tiene una densidad energética (teórica, necesita de algún catalizador) de 137,8 MJ/l. Cada vez se pone más interesante el asunto…

Hablemos ahora de la producción de etanol, dependiendo de como se produzca, su tasa de retorno energético puede ser incluso de 1 o menos. Es decir, utilizamos más energía para producir el etanol que la que obtenemos de él (esto depende del proceso, ojo). Si no se utilizan biocombustibles de segunda generación, es mejor no utilizarlos.

Todo esto, unido a la baja información que nos proporcionan desde su web, así como la ausencia de noticias sobre el proyecto, hace que sea más que cuestionable su éxito o su uso; ya que, desgraciadamente, los milagros no existen.

NOTA: algunos modelos flexifuel tienen una gestión electrónica de la inyección y el turbo distintos cuando utilizan E85 que con gasolina, consiguiendo de esta manera el aumentar el rendimiento del ciclo termodinámico al aumentar la relación de compresión, pero para eso necesitamos un caso como los SAAB Biopower.

Gracias a Rastus Corkill por la pista.

Vía | Panamagazine
Fuente | M4 Combustibles
En Motorpasión Futuro | Nociones básicas sobre biocarburantes (bioetanol y biodiésel), Los precios del bioetanol: ¿compensa abandonar la gasolina?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos