Compartir
Publicidad

Honda Insight, prueba (versiones y valoración)

Honda Insight, prueba (versiones y valoración)
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Con esta cuarta y última parte termina la prueba del turismo híbrido de gasolina Honda Insight. En España se comercializan tres versiones, que apenas se distinguen visualmente, siendo las principales diferencias de equipamiento. En algunos mercados también se vende una versión más básica denominada S.

Esas tres versiones se llaman Elegance, Executive y Executive Navi. En la práctica podría considerarse que son solo dos, pues una de ellas, la más alta, Executive Navi, lo único que hace es añadir el sistema de navegación GPS con reconocimiento de voz. Este sistema sustituye al equipo de sonido convencional y además integra las funciones de radio-CD, siendo necesario abatir la pantalla para insertar el disco.

Estéticamente el navegador no encaja demasiado bien en el diseño del salpicadero, desde mi punto de vista, aunque funciona bastante satisfactoriamente. Se puede manejar mediante los botones en cada lateral o bien a través de la pantalla táctil. La pantalla se ve muy bien, incluso con cierto ángulo, y tiene un buen nivel de brillo. Desde un punto de vista gráfico, el diseño, detalle y color de los mapas se antoja anticuado, aunque las indicaciones son claras.

Honda-Insight-prueba-42

Honda Insight: tres versiones, siempre 98 CV

El equipamiento es bastante completo, pero dentro de lo normal en un coche de este tamaño y precio. No están presentes elementos de seguridad más novedosos como un sistema de control de crucero adaptativo, sistema de frenado de emergencia o asistente para mantenimiento en carril.

En todas las versiones vienen de serie el ABS con distribución de la fuerza de frenado, así como el control de estabilidad y tracción. También vienen de serie los airbags frontales de conductor y acompañante, los airbags laterales delanteros y los airbags de cortina (que cubren las ventanillas tanto delanteras como traseras).

El airbag frontal del acompañante es desactivable y las plazas traseras tienen anclajes isofix para sillas infantiles. La versión Elegance incluye climatizador automático, radio CD-mp3 con cuatro altavoces y mandos al volante, reposabrazos central delantero, volante y empuñadura del cambio forrados en piel, elevalunas eléctricos en las cuatro puertas, retrovisores eléctricos, térmicos y plegables y llantas de aleación de 15" con neumáticos de ancho 175.

Honda-Insight-prueba-41

La versión Executive añade dos altavoces más (tweeters), puerto USB, manos libres para el teléfono por bluetooth con mandos en el volante, control de velocidad, encendido automático de faros, sensor de lluvia, alarma antirrobo, levas de cambio en el volante, reposabrazos central trasero, faros antiniebla delanteros y llantas de aleación de 16" con neumáticos de ancho 185.

La versión Elegance tiene un precio de tarifa de 19.900 euros, la versión Executive sube a 21.800 y la versión Executive Navi a 24.200 euros. La verdad es que la diferencia de precio por el navegador GPS, 2.400 euros, me parece muy grande. La versión más recomendable en mi opinión es la Executive.

Me consta que se aplica un descuento interesante en el concesionario, aunque puede variar ligeramente según la campaña. No es extraño encontrar que la versión Executive con pintura metalizada no llegue a 20.000 euros después del descuento. De todos modos sobre los descuentos concretos os informarían mejor en vuestro concesionario de confianza.

Honda-Insight-prueba-45

Alternativas posibles a un Honda Insight

Desde luego se pueden encontrar diversas alternativas en gasolina a un Honda Insight, en el segmento C de compactos hay muchos modelos por debajo de 4,50 m de largo y de unos 100 CV de potencia, pero ninguno que consuma menos. No debemos olvidar que además debemos compararlo con una versión con cambio automático, para ser lo más equitativos posibles, y ahí es donde se nos reducen las posibilidades.

Quizás podríamos compararlo con un Skoda Octavia 1.2 TSI 105 CV con cambio DSG y acabado Ambition. El Octavia es algo más largo y tiene más maletero. Tiene un precio, con descuento ya aplicado, de 18.870 euros. El consumo combinado es de 5,9 l/100 km, eso es 1,5 l/100 más que el Honda. Al precio actual del litro de gasolina, aproximadamente 1,32 euros, con esa diferencia de consumo en 52.020 km se amortizan los 1.030 euros de diferencia que cuesta más caro el Honda Insight.

También podríamos pensar en alguna alternativa diésel, pero aquí surgiría un problema: aunque por consumo pudiéramos compararlos, un turismo diésel, por lo menos hasta que no cumpla la norma anticontaminación Euro 6, no se acerca, ni de lejos, al nivel casi nulo de emisión de partículas y óxidos de nitrógeno de un coche de gasolina eficiente.

Honda-Insight-prueba-07

Entre los turismos híbridos la primera comparación que se nos puede venir a la cabeza sería con el Toyota Prius, pero aquí, de nuevo, surgiría otro problema: no son coches del mismo segmento, no tienen el mismo tamaño, ni los mismos acabados, ni la misma potencia (38 CV más el Prius), ni por supuesto el mismo precio. Entre las versiones más básicas de uno y de otro hay 4.300 euros de diferencia (más caro el Toyota, 24.200 euros).

El Toyota más comparable sería el Auris HSD, que es algo más corto, pero es segmento C igualmente. Como es algo más pequeño eso se nota en el maletero, pues sale perdiendo frente al Honda. El Auris híbrido tiene 280 l y el Insight tiene 408 l.

Donde gana el Toyota es en potencia, pues le saca nada menos que 38 CV al Honda (136 CV contra 98). Sobre consumo es difícil decir quién gana, pues aunque con las cifras de homologación el Auris HSD consume 3,8 l/100 km y el Insight 4,4 l100 km, los consumos medios registrados en Spritmonitor arrojan menos diferencias, de media 5,22 l/100 km el Toyota y 5,45 l/100 km el Honda. De precio, comparando las versiones de acceso, son 1.400 euros más caro el Auris HSD (21.300 euros).

Honda-Insight-prueba-06

Teniendo en cuenta todo lo dicho, creo que el Honda Insight es una buena alternativa a considerar por aquellas personas que busquen un coche de gasolina, mediano y con un buen maletero, con muy buen comportamiento en carretera y seguro, para conducir tranquilamente y con la comodidad del cambio automático, de consumo muy ajustado y precio razonable. Personalmente os diré que es un coche que me ha gustado bastante.

Quien busque un coche con el precio de compra más bajo y no quiera cambio automático, podrá encontrar alternativas más asequibles, aunque el consumo de gasolina sea mayor.

Por cierto, según me han comentado en la marca, este modelo seguirá a la venta hasta el primer trimestre del próximo año, mientras haya unidades en stock, que será cuando llegue el Insight 2012, restyling del actual, con ligeros retoques de aislamiento acústico y un consumo combinado de 0,3 l/100 km menos.

Honda-Insight-prueba-44

Epílogo

En condiciones normales la prueba ya habría terminado aquí, pero lamentablemente he tenido que añadir este último apartado adicional, que he decidido titular Epílogo. Y es que no puedo terminar esta prueba del Honda Insight sin contar la desafortunada anéctoda que me sucedió.

Era lunes, había recogido un casi flamante Honda Insight, de un precioso color blanco efecto perla, en el concesionario oficial Honda Quer Motor de la Avenida Ciudad de Barcelona, un poco antes de las dos del mediodía (y digo mediodía porque aún no había comido). Después de ojear el manual rápido y poner a cero todos los medidores de la computadora de a bordo, decidí darme una vuelta por Madrid.

Estuve callejeando por el centro de la ciudad y hasta por el casco histórico, calle arriba, calle abajo, durante casi dos horas. Cuando mi cuerpo empezaba a acusar tanta conducción urbana, y mi estómago reclamaba no haber comido, decidí irme a las afueras de la ciudad y salí hacia la M-40 para detenerme finalmente en Campo de las Naciones.

Honda-Insight-blanco-01

Allí decidí aparcar el coche en el estacionamiento al aire libre de cierto restaurante de comida rápida, para comer algo sin entretenerme mucho y aprovechar la soleada tarde para sacarle unas fotos bonitas a tan inmaculado, blanco y cándido cochecito. No me había dado tiempo de terminar de pedir mi hamburguesa y un café, cuando un empleado del restaurante pregunta en voz alta en mitad del local: "¿Es de alguien un Honda blanco que está aparcado fuera?"

Tardé en reaccionar unos segundos, ya que mi subconsciente está programado para reaccionar ante un Renault plata, no un Honda blanco, pero después del desfase, respondí "Es mío" (aunque fuera prestado). El empleado añade entonces: "Le acaban de romper un cristal y le ha saltado la alarma".

Se me chafó el resto del día, no me lo podía creer. No entendía cómo podía ser posible, siendo de día y estando el coche a la vista desde el propio restaurante. Salí corriendo, y en efecto, los intermitentes aún parpadeaban, rodeo el coche y me encuentro el cristal de custodia de la puerta trasera izquierda roto, y la propia puerta entreabierta.

Honda-Insight-blanco-02

Desbloqueo el cierre del coche, a la par que se desactiva la alarma, y abro la puerta trasera... todo el interior está lleno de diminutos cristales. Me dolió en el alma encontarme el coche así. Una persona que estaba comiendo en el restaurante me dijo que había oído un fuerte ruido, y al girarse, le había dado tiempo a ver salir rápidamente a un FIAT Uno al lado de "mi" Honda.

Imaginaos mi disgusto teniendo que llamar a Honda y al concesionario para decirles que al coche que me habían prestado hacía nada le acaban de romper un cristal. Menos mal que fueron muy diligentes y me dieron una solución para esa misma tarde. Me acerqué de nuevo por el concesionario Honda Quer Motor y ya me tenían preparado otro Honda Insight, igualito, pero de color gris plata (el que habéis visto en las fotos del artículo) para que me pudiera volver a casa con él.

Por cierto, me acerqué por la comisaría de la Policía nacional más cercana a poner una denuncia, ya que todo apunta a que intentaron robar el coche. No había dejado absolutamente nada dentro del habitáculo, que pudiera antojársele a un amigo de lo ajeno, y además me encontré la puerta mal cerrada, por lo que todo sugiere que rompieron el cristal para abrir la puerta, entrar dentro del coche e intentar llevárselo.

Lo bueno es que el coche tenía alarma, y esta saltó, haciendo ruido y llamando la atención de la gente que estaba comiendo en el restaurante. El ladrón (malechor delincuente) se asustó y decidió cejar en su intento, salir corriendo, y dejar la puerta entreabierta. Menos mal que no fue nada peor.

Honda-Insight-blanco-03

El coche para esta prueba ha sido prestado por Honda. Para más información consulta nuestra guía de relaciones con empresas.

En Motorpasión Futuro | Honda Insight, prueba (exterior e interior), (conducción y dinámica), (tecnología y eficiencia)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos